Estrés en vacaciones

estres en verano

 

¿Tienes estrés en verano? Mucha gente se estresa cuando llegan las vacaciones estivales y, lamentablemente, la convivencia más intensa con el resto de miembros de la familia suele ser una de las causas. Durante el invierno las obligaciones laborales y escolares nos tienen fuera de casa y lejos de los nuestros durante muchas horas al día, pero ahora, con el tiempo libre, aumentan también las horas que pasamos juntos y, por tanto, afloran los conflictos.

Lo primero es no tomárselo a la tremenda. El conflicto es inherente a la convivencia humana, siempre que dos personas se juntan puede surgir un conflicto de intereses. Y  no es malo, es normal. Lo malo es cómo lo resolvemos.

Sobre todo cuando hay niños. Los niños, en verdad, no paran. Y los adultos, que ya no tenemos edad, a veces nos agobiamos más de la cuenta. Habría que ponerle remedio ¿no crees? Porque es muy triste pasar el verano deseando que se acaben las vacaciones.

Para sobrevivir al estrés de una familia con hijos en vacaciones te damos hoy algunos consejos. Esperamos que te sirvan.

1. Olvida los horarios. Una de las fuentes principales de estrés es el reloj. Si estás de vacaciones, escóndelo, da igual llegar a la piscina a las 11 que a las 11:30. No meterle prisa a nadie es lo mejor para que nadie se ponga nervioso.

2. Tranquila con las comidas. En verano los niños suelen comer peor. Preparar cosas fresquitas y saludables y dejarles un poco a su aire es lo mejor para que la hora de la comida no se convierta en una batalla campal. Durante todo el año pero sobre todo en verano cuando hacen todas las comidas con nosotros, tener claro que un niño que tiene a su disposición comida saludable come bien es importante para que la comida no sea un drama.

3. Olvida las rutinas. Si es posible. Vivir sin rutinas es genial ¿ya no te acuerdas? Prueba y verás

4. No te preocupes por la hora de acostarse  (has escondido el reloj en el punto 1 😉 )

5. Juega. Juega. Juega todo lo que puedas. El verano es una época estupenda para recuperar la infancia.

6. Recuerda que la homeopatía te ayuda si a pesar de todo no puedes relajarte. Consulta con tu médico o farmacéutico, están ahí para resolver todas tus dudas.

7. Date permiso para disfrutar del verano. Durante las vacaciones no es tan importante que ejerzas de padre o madre.

 

Hay dos maneras de vivir las vacaciones con niños: disfrutando de ellos o intentando que se comporten. La primera es divertida.

Disfruta del verano sin estrés.

 

Foto | docentjoy

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*