Homeopatía para todos

img_homeopatia

La homeopatía es un método terapéutico que utiliza los medicamentos homeopáticos para la prevención, alivio o tratamiento de enfermedades y se caracteriza por individualizar el tratamiento y valorar al paciente de forma global.


Los medicamentos homeopáticos son eficaces en la prevención y el tratamiento de las siguientes patologías:

  • Enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, golpes y contusiones, hemorroides etc.)
  • Enfermedades crónicas (alergias, dermatitis, asma, reúma, ansiedad etc.)
  • Infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….).
  • Como complemento en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las náuseas de la quimioterapia…).

Las principales VENTAJAS de los medicamentos homeopáticos

  • 1- TOLERABILIDAD: No se han descrito efectos adversos relevantes asociados a la
    toma de los medicamentos homeopáticos.

  • 2- COMPATIBILIDAD FARMACÉUTICA. Puedes tomarlos junto con otros tratamientos: son compatibles con distintos medicamentos y terapias.

  • 3- PARA TODA LA FAMILIA: Los medicamentos homeopáticos son muy utilizados por embarazadas, pacientes polimedicados, y muy recomendados en pediatría.

  • 4- POSIBILIDAD DE USO PROLONGADO: Cuando el médico o farmacéutico lo considere puedes dejar de tomarlos, sin miedo a sufrir efecto rebote o síndrome de abstinencia.

  • 5- NO PROVOCAN SOMNOLENCIA RESIDUAL: Puedes estudiar, trabajar y llevar tu ritmo de vida normal porque no afectan a la memoria ni a la capacidad de concentración.

  • 6- NO AFECTAN A LA COORDINACIÓN: No producen confusión ni desorientación por lo que puedes conducir o trabajar con maquinaria que requiera atención especial ya que no influye en tus reflejos.

  • 7- FÁCILES DE TOMAR: Los medicamentos BOIRON tienen diferentes formas farmacéuticas pero las más utilizadas son los gránulos y glóbulos que se disuelven directamente en la boca, sin necesidad de agua.

  • 8- DE VENTA EXCLUSIVA EN FARMACIAS.

 


En función de la enfermedad y de la necesidad o no de diagnóstico, el paciente que quiera tratarse con homeopatía puede:

  • Consultar directamente a un médico homeópata. (Localiza un médico homeópata cercano a tu domicilio)
  • Acudir a su médico de atención primaria o especialista. Cada vez son más los que conocen las posibilidades y los límites de la homeopatía y la integran en mayor o menor medida en sus consultas, por ejemplo, los pediatras.
  • Si se trata de una afección menor o de autocuidado, acudir a una farmacia y pedir consejo al farmacéutico sobre medicamentos homeopáticos.

La prescripción de forma personalizada en la consulta del médico homeópata.

Ante patologías crónicas como las alergias, los problemas dermatológicos, las afecciones ORL de repetición, etc, el médico homeópata lleva a cabo un estudio pormenorizado del paciente y de su enfermedad. El objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que puedan aparecer, restableciendo globalmente el equilibrio del mismo.

Lo que caracteriza y diferencia a la homeopatía es precisamente ese enfoque global e individualizado, en el que el médico, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, tiene en cuenta las sensaciones que los acompañan, cómo mejoran o empeoran (calor, frío, hora del día, postura…) y qué los desencadenan (humedad, disgustos, comidas etc.)

Como cualquier medicamento, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias, y por lo tanto, no se encuentran en otros establecimientos como parafarmacias, herbolarios…


Si quieres saber más sobre homeopatía y medicamentos homeopáticos…

Te recomendamos nuestra Guía de Preguntas y Respuestas Frecuentes.