La importancia de nacer a término

Ya hace un tiempo que la evidencia científica demostró que las cesáreas no deberían programarse antes de la semana 39 a menos que existiera una causa médica que lo justificara suficientemente. Otros estudios científicos afirman que en realidad las cesáreas no deberían programarse casi nunca y que el protocolo idóneo sería dejar que la mujer se pusiera de parto y hacer la cesárea en ese momento en el caso de que la cesárea fuera inevitable.

Un nuevo estudio científico nos asegura ahora que aunque no sea cesárea los partos nunca deberían programarse antes de la semana 40 o más. Según los investigadores que lo han llevado a cabo este estudio puede revolucionar el mundo de la obstetricia, ya que afirman que el concepto de prematuridad debe revisarse.

El embarazo dura una media de 40 semanas, considerando que un bebé está “a término” a finales de la semana 37 y pudiendo alcanzar las 42 en algunos casos. Esto se debe principalmente a problemas para calcular el momento exacto de la concepción, que debería ser unos 14 días después de la última menstruación pero que no siempre es así porque las mujeres no somos relojes suizos y tanto el óvulo como algunos espermatozoides sobreviven hasta cinco días en el tracto genital femenino. Las técnicas ecográficas permiten afinar un poco más el cálculo de la fecha probable de parto, sobre todo cuando la primera eco se realiza bastante pronto – incluso antes de las 12 semanas que se usan como referencia para la primera ecografía. Pero sigue sin ser una ciencia exacta.

Programar un parto o una cesárea puede acarrear prematuridad iatrogénica. Y según este nuevo estudio la cosa podría extenderse más allá de las 38 semanas, incluso hasta la 41. En un análisis realizado a largo plazo, los investigadores han descubierto que un nacimiento prematuro, a pesar de no estar considerado así por los estándares actuales, puede traer consecuencias en el futuro relacionadas con dificultades cognitivas como peores habilidades en el campo de la lectura o de las matemáticas, imagino que no han ido más allá. Y con esto debería ser suficiente.

Habría que recordar dos cosas. La primera es que el ser humano ya nace muy inmaduro comparado con sus primos más cercanos, el resto de primates. Esto, que es el precio a pagar por la bipedestración, tiene como consecuencia bebés muy dependientes y muy vulnerables, principalmente al estrés. La segunda cosa que quiero recordar es que el momento del parto lo determina el bebé, probablemente influido por las condiciones maternas que se reflejan intraútero, pero es el bebé quién decide cuando nace.

Dejar que una mujer se ponga de parto no sólo asegura que el bebé ha decidido nacer – puede estar más o menos preparado dependiendo del estrés intraútero que esté sufriendo si es un bebé prematuro, pero la elección es suya – sino que además regalas tanto a madre como a hijo un poquito de esas hormonas del parto que tan importantes son para la vida futura, como está demostrando cada día la ciencia.

Un poco más de tiempo puede marcar una gran diferencia. Obviamente esto no se aplica a aquellas madres que se ponen de parto espontáneamente en la semana 37 o incluso antes, sino a todas aquellas que “deciden” programar partos o cesáreas electivas antes de tiempo por causas no médicas. Y aquí quiero recordar una tercera cosa: las madres no tenemos obligación de conocer todos estos estudios, son los profesionales médicos los que están obligados a manejar información actualizada y ofrecérsela a la madre de forma objetiva. Que ocurran cosas como que ya no nazcan bebés en fin de semana me parece aberrante, sean o no prematuros.

Afortunadamente si tu médico no te da esta información ahora puedes encontrarla en internet. Internet también es útil para encontrar un nuevo médico. Yo no digo nada y lo digo todo.

0
2

2 Comentarios

  1. Esther 11 julio 2012

    Que interesante todo lo que cuentas en el blog. Estoy de 25 semanas y me interesa mucho lo que cuentas.
    En mi caso estoy encantada con los médicos que me están atendiendo, mi matrona es un cielo y una mujer comprensiva y actualizada, además he pedido traslado al hospital 12 de octubre porque en el de Valdemoro o Infanta Elena me dijeron que sí que tenían UCI de neonatos pero no por debajo de 32 semanas.. me mintieron en mi cara, porque se de buena mano que si a tu bebe le pasa algo tú te quedas allí y al bebe se lo llevan al doce; gracias a una amiga enfermera que me informó de todo esto, decidí cambiarme y estoy encantanda porque al menos en teoría y sobre el papel tienen un protocolo al parto y sobre todo el poder elegir.
    Sobre el tema de hoy, me parece aberrante que las mujeres programen sus partos como se ha rumoreado muchas veces de las famosas que se provocan el parto para que las ultimas semanas no engorden tanto…
    Hay que estar mal de la cabeza si eres la embarazada y hay que ser muy poco responsable si eres el médico que la atiende.
    A mi tía estando en la semana 42 le programaron la cesárea, fue y como no había camas libres la mandaron a casa, ésa misma noche se puso de parto natural…no digo na y lo digo to!
    Perdona este post tan extenso pero para una vez que te comento me quería explayar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*