Colecho en hospitales

Cristina Gamallo
Recuerdo los tres ingresos de Lara durante el primer año de su vida. Tras las dos primeras noches en las que dormité en una silla con la niña encima porque las madres lactantes no tenemos derecho a cama y la niña en la cuna no se quedaba ni aunque se lo suplicase y después de dormirme de pie en el ascensor bajando a la cafetería y al baño, porque las madres lactantes tampoco teníamos derecho a baño, decidí comprar una colchoneta del IKEA y practicar colecho tranquilamente en el suelo del estupendo box en el que estábamos ingresadas. Las dos veces siguientes me llevé la colchoneta sin preguntar a nadie. Total, ya sabía lo que había.

Recibí muchas críticas, claro que sí. Que la iba a aplastar, que eso no era forma, que para algo están las cunas…Cuando tienes que estar quince días sin dormir las críticas te dan un poco (mucho) igual. También cuenta el que lo tengas claro, incluso más que el personal sanitario. Y que las enfermeras y auxiliares se murieran de la vergüenza de tener a una madre dando el pecho 24 horas al día sin siquiera un triste colchón en el que apoyar la espalda.

Pero reconozco que no protesté.

Practicar colecho en un hospital se sale demasiado de la norma.

Sin embargo yo lo he hecho también estando yo ingresada. La cosa es no preguntar demasiado. Y así no te dicen que no. Ahora una mamá de Pontevedra ha decidido quejarse y esa, sin duda, es todavía mejor opción que la mía.

Con una petición en change.org Cristina Gamallo, que ha vivido una situación similar a la mía y supongo que a la de tantas otras, recurre a las redes sociales para que el hospital donde ingresaron a su hijo facilite camas para colechar para las madres lactantes. Ya ni siquiera para colechar. Puede que lo consiga o no – de momento lleva 200 firmas – pero lo importante es decir estas cosas en alto.

Porque que las madres también dormimos.

0
4

4 Comentarios

  1. Siénteme 24 Julio 2013

    Hola Irene, unos días después que tú también me decidí a contar mi historia de colecho en el hospital, supongo que la noticia de Cristina nos removió un poco a todas las que hemos tenido que pasar por ahí. Yo no tuve que llevarme una colchoneta, conseguí una cama para mi bebé reclamando sus derechos como paciente. Te pongo el enlace para que leas mi testimonio
    http://sientemecrianza.wordpress.com/2013/07/22/colecho-en-el-hospital-se-puede/

    Un saludo!!

  2. maría 18 Octubre 2013

    Hola, por animar también quiero compartir una experiencia positiva en este sentido. Ya había leído y firmado esta petición y justamente un par de meses después tuvieron que ingresar a mi hijo de 14 meses por un ataque de asma. La situación, pues eso, siempre colechamos y mama cada dos por tres. Ese día estaba super nervioso y yo también lógicamente y cuando el médico me dijo que tenía que quedarse ingresado y me explicó que nos ponían una cuna, yo le dije que nosotros colechábamos y que en esas circunstancias no se iba a dormir ni de coña él sólo en una cuna, así que les pedí una cama. Y para mi sorpresa me dijo que sí y sin dudarlo ni pedirme explicaciones. Yo no daba crédito. Luego las enfermeras sí que se quejaron y me tacharon de demasiado demandante pero bueno, me pusieron la cama, estrecha pero nos permitió dormir juntos y tetear cuando tanta falta nos hacía. Esto fue en el Hospital Central de Asturias, el HUCA de OVIedo. POr si puede servir de precedente para otra gente.

  3. Author
    Irene Garcia 21 Octubre 2013

    Qué genial, de verdad. Muchas gracias por compartirlo 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*