Los niños y los deportes de invierno

Ice skating

Las pistas de patinaje sobre hielo que se abren en Navidad en las plazas de nuestras ciudades provocan que a muchos nos entre después el gusanillo de los deportes de invierno, aunque nunca los hayamos practicado. El invierno no es excusa para quedarse en casa y no hacer ejercicio, aunque no sea posible tirarse al sol en una piscina, el frío no es motivo suficiente para quedarse parado. Hay un montón de deportes de invierno y a los niños les encantan.

No hace falta ser experto. Cuando nosotros éramos pequeños no había Semana Blanca y el esquí era sólo cosa de “pijos”. Si nunca has esquiado y sigue sin apetecerte, puedes simplemente irte a la sierra. Caminar por la nieve es un gran ejercicio. Y tirarse con un trineo además es divertido. Eso sí, sigue las normas de seguridad de las pistas, la montaña no es “jauja” y hay que tener cuidado.

Esquí, patinaje artístico…, los deportes de frío están de moda y también cada vez más al alcance de todos. Las pistas de patinaje sobre hielo son cada vez más numerosas y existen incluso pistas de esquí artificiales, donde por supuesto, también puedes recibir clases por un precio bastante más asequible. Y lo mejor es que a los niños se les da de maravilla.

¿Has ido alguna vez a una pista de patinaje sobre hielo? Es la mar de curioso, porque los niños se ponen los patines por primera vez y salen patinando como si nada, mientras que los adultos nos caemos, vamos agarrándonos a todas las paredes (o personas) posibles y desde luego sólo sabemos frenar chocando contra algo. La disposición natural de los niños al deporte es impresionante. Lo hacen bien a la primera. Así que ellos nos suelen necesitar nada.

Pero tú igual sí 😀

Si te animas a practicar deportes de invierno con tus hijos, como el patinaje sobre hielo, ten en cuenta que te vas a caer. Los cardenales suelen ser inocuos, pero duelen. Recuerda que con el gel de árnica de BOIRON puedes aliviar las molestias de los golpes de forma eficaz y que la homeopatía también puede ayudarte con golpes y cardenales. Y a intentar seguirles el ritmo a los peques.

Foto | eirikso

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*