Consejos para manejar los accidentes de verano

golpes

 

El verano y la vida al aire libre son épocas propicias para que aumenten los accidentes leves de la infancia. Caídas, picaduras de insectos, torceduras, golpes, cardenales…, como dicen las abuelas “son gajes del oficio”, del oficio de ser niño, claro, uno de los más importantes que los seres humanos podemos ejercer, si no el que más.

Dejar que los niños jueguen y se caigan y a veces incluso hasta se hagan daño es uno de los aprendizajes más duros que las madres hemos de hacer. Aprender a soltar (no sé muy bien a qué te refieres), a dejar que se equivoquen, que lo intenten y que fallen es duro, pero es imprescindible para que puedan crecer. Los golpes duelen, pero también enseñan y no sólo a los niños, sino también a nosotras.

Durante el verano los accidentes son más frecuentes así que hoy te traemos una serie de consejos para que sepas cómo manejarlos:

1. Ante todo, mucha calma. Como decimos, caerse es imprescindible para aprender a levantarse. La mayoría de los accidentes no tienen mayores consecuencias que unos minutos de llanto y después se olvidan.

2. Siempre hay que consolar. Cuando un niño se cae lo más eficaz es consolarle. El típico “te lo dije” no sirve para nada en medio de un llanto desconsolado. Y tus besos curan las pupas, o al menos muchas de ellas. Es magia.

3. Cuidado con las profecías. Repetir incesantemente el “te vas a caer, te vas a caer, te vas a caer…” es la mejor forma de que un niño se caiga. “Tú puedes” y “yo te ayudo si lo necesitas” son siempre una mejor opción.

4. Vigilar sin sobreproteger. La clave consiste en estar atento sin interferir, intervenir cuando sea necesario y animar, animar mucho.

5. Dar explicaciones. Todas las que haga falta. A veces los niños no se dan cuenta del peligro real que representa una avispa. Acompáñalos en su descubrimiento de la naturaleza y de sí mismos y sobre todo disfruta. Estar con niños es maravilloso.

6. Consulta nuestra web, en ella podrás encontrar numerosos consejos para tratar de forma correcta cardenales, golpes y las inflamaciones producidas por éstos.

7. Ten siempre a mano tu botiquín y no te olvides de que la homeopatía es apta para el tratamiento de algunos de los accidentes leves relacionados con la infancia. Golpes, cardenales, picaduras de insectos…, los medicamentos homeopáticos son variados, consulta a tu profesional de la salud,

 

 

Foto | Eva Patricia

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*