Con sueños felices todo es mejor

dia del sueño

“Cuando el sueño es reparador, la salud y la felicidad abundan”

Este es el lema que la Sociedad Española del Sueño ha elegido para celebrar el Día Mundial del Sueño del 2015, que se conmemora este año hoy, viernes 13 y que se focaliza en el insomnio.

Dormir bien (y no tener pesadillas a pesar de que sea viernes 13) es una de las bases de una vida sana. Las personas que duermen mal padecen más trastornos de ansiedad y depresión, están irritables y cansados y no les cunden las tareas, se enfadan con todo el mundo y son, en definitiva, menos felices. El sueño además afecta también a la salud física. Domir mal está relacionado con trastornos como la diabetes o la obesidad. Además los niños que no duermen bien rinden menos en el colegio. El insomnio en niños afecta a la capacidad de aprendizaje y la memoria.

Si eres de los que no pegan ojo probablemente necesites revisar tus hábitos de sueño. Ya no hace falta recordarle a nadie que el café, el té y las bebidas excitantes nos quitan el sueño, pero tal vez no está de más recordarte que si no duermes bien tienes que dejarlas 😉 Quitarte los refrescos además te ayudará a rebajar la cantidad de azúcar, que también afecta a tu salud.

Hacer algo de ejercicio, no cenar de forma copiosa y apagar las pantallas un rato largo antes de acostarse son otros de los hábitos que debes tener en cuenta si estás durmiendo mal. La televisión, el ordenador y los teléfonos móviles y tablets afectan a la calidad del sueño y, sobre todo, a su cantidad, ya que enganchan y nos tienen desvelados hasta altas horas de la madrugada. Dejar el telefono móvil después de la cena te vendrá bien para conciliar el sueño.

Para dormir bien lo principal es acostarse tranquilo. El estrés diario afecta enormemente al sueño y por tanto adquirir hábitos para gestionarlo es fundamental no sólo para dormir tranquilo, sino para no sufrir sus consecuencias en otros muchos aspectos de la salud. La meditación y el yoga, o algunas técnicas de relajación pueden venirte bien si no consigues quitarte los problemas de la cabeza durante la noche.

Además la homeopatía es eficaz para el abordaje de la ansiedad, el estrés y los trastornos del sueño asociados. La homeopatía ayuda a modular la respuesta natural del organismo, tanto en niños como en adultos sin producir dependencia, ni afectar a la capacidad de conducción. En este sentido, y según el «I Estudios sobre Conocimiento y Uso de la Homeopatía (2010-2011)», la ansiedad es una de las afecciones para la que más se utilizan medicamentos homeopáticos, ya que alrededor del 40% de los españoles que ha utilizado o utiliza homeopatía, lo emplea para el tratamiento del estrés, la ansiedad ocasional y los trastornos del sueño asociados.
Consulta con tu médico o farmacéutico y ¡felices sueños!

Foto | jakuza

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*