Escolarizar a los tres años ¿sí o no?

escolarizar

Por estas fechas se abren las inscripciones escolares para la educación infantil y los padres nos convertimos literalmente en manojos de nervios, de acá para allá buscando el colegio ideal, sopesando todos los pros y los contras e incluso considerando si escolarizar o no.

Cuando llegan los tres años muchos de nosotros no lo tenemos claro. Existen un montón de mitos en torno a la escolarización en la educación infantil que no son más que eso, mitos sin mucha base. Hoy intentaremos desmontar algunos, con el fin de relajar un poco a los papás que estéis ahora mismo en esta tesitura:

1. La escolarización en la etapa de infantil no es obligatoria. La escolarización sólo es obligatoria a partir de los seis años y aún entonces existen alternativas legales que permiten cosas como el homeschooling (o escolarización en casa), aunque para eso hay que informarse muy bien.

2. La escolarización a los tres años tampoco es imprescindible. Un niño de tres años puede pasar perfectamente sin ir al colegio, lo que se aprende en una escuela infantil puede aprenderse tranquilamente en casa y no es necesario tener una rutina y obligaciones antes de que te hayan salido todos los dientes de leche.

3. La socialización de un niño de tres años siempre ha de estar mediada por un adulto, puesto que un niño de tres años no sabe entablar amistades. Las relaciones entre niños de tres años son bastante planas y aquello de «tiene que ir al cole para aprender a socializar» es otro mito. Se puede socializar igual de bien en el parque, o incluso bastante mejor, porque hay niños de todas las edades y muchos más adultos.

4. La realidad es que el colegio a los tres años no es el sitio más saludable. Muchos virus. Además los niños no necesitan aprender a estar sentados ni a establecer rutinas a esa edad, sólo necesitan ser niños.

5. Existen otras alternativas al colegio cuando son tan pequeños. Las madres de día y los grupos de juego en general proporcionan entornos más «amables» para con el desarrollo de los niños. Si tienes posibilidades no lo dudes e infórmate. ¿Se te ha ocurrido por ejemplo juntarte con otras madres y contratar a una cuidadora entre todas? ¿Y formar una red de madres que se vayan turnando? A veces es más una cuestión de imaginación.

6. Si no tienes más remedio que escolarizar o quieres hacerlo recuerda que lo más importante a esta edad es que el colegio atienda a las necesidades emocionales del niño. Que tenga un periodo de adaptación bueno es fundamental para que la cosa no se convierta en un drama. Ten en cuenta los traslados, porque al final puede ser mejor ir al cole cerca de casa aunque no tenga piscina que tener que levantarse una hora y media antes para coger la ruta, y cuestiones como el comedor o el control de esfínteres. Infórmate de si usan castigos. Piensa en el carácter de tu hijo y decide.

7. Recuerda que nada es definitivo. Si el cole que elegiste no te gusta, puedes cambiar. Cambiar de opinión está permitido y se puede incluso desescolarizar. Lo más importante es que las decisiones que tomes sean lo más libres posible.

Foto | leann_b

Bienvenidos a la etapa de los preescolares. También es preciosa.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*