¿Es importante la presencia del padre en el parto?

padre_en_parto

Actualmente es frecuente que los padres interactúen durante todo el desarrollo del embarazo, estén presentes en el parto y posteriormente ayuden en la crianza de los niños. Recientemente hemos podido ver en prensa un estudio que desaconsejaba la presencia del padre en el parto. Según este estudio la presencia del padre podría agravar el dolor de la parturienta y aumentar las complicaciones en el parto.

El embarazo es una experiencia de pareja. Desde las primeras ecografías o los cursos de educación maternal el embarazo supone una experiencia que se vive en común. A pesar de que hoy en día abundan las parejas monoparentales y las nuevas reagrupaciones familiares, el simple deseo de tener un hijo tiende a compartirse con la familia o amigos cercanos, por lo que el parto que supone la consecución de ese deseo también se espera vivir en compañía.

Por otro lado, si consultamos las últimas recomendaciones de la OMS podemos constatar que el apoyo continuo reduce levemente la duración del trabajo de parto, aumenta las probabilidades de parto vaginal espontáneo y reduce la necesidad de analgesia intraparto. La OMS sugiere que los hospitales autoricen la presencia de un acompañante de la familia para que se trate de un parto humanizado que se caracterice por la comodidad y privacidad del alumbramiento.

En la Guía Clínica de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, se hizo una revisión bibliográfica y se pudo constatar que las mujeres que recibían apoyo continuo y personal durante el trabajo de parto tenían mayor probabilidad de parto vaginal espontáneo y menor probabilidad de: recibir analgesia/anestesia regional, tener un parto vaginal instrumental, tener un parto por cesárea y de informar insatisfacción con la experiencia de parto, resultados similares a la OMS.

El acompañamiento en el parto debe ser una elección libre de la parturienta y actualmente está contemplada en todos los protocolos hospitalarios en España.

¿Qué ayuda puede brindar el acompañante?

La misión del padre en la sala de partos consiste en apoyar a la madre tanto física como psicológicamente. Muchos padres tienen temor a no saber qué hacer ante el dolor de la madre o la visión de la sangre, pero el período de dilatación puede ser largo y el acompañante puede ayudar de la siguiente manera:

  • · Cronometrar el intervalo de las contracciones
  • · Transmitir calma, seguridad y apoyo a la mujer
  • · Ofrecer alguna distracción, hablar, escuchar música…
  • · Hacer masajes en la espalda
  • · Refrescarle el cuerpo y la cara con una toalla mojada, toallitas frías…
  • · Proporcionar agua o comida (siempre que el protocolo del hospital lo admita).
  • · Levantar la cabeza de la madre en el momento en que se realizan los pujos.

Recuerda que el padre no está obligado a estar presente durante todo el proceso del parto, puede haber padres que se mareen con la sangre o que en el momento del parto no puedan acudir por circunstancias especiales. Puedes elegir una persona de confianza que te acompañe durante el proceso.

Por último, indicarte que la homeopatía es una terapia médica que se puede emplear, tanto en el preparto como en el postparto, y durante el momento del parto.

Fuentes:

– http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/guiaPracClinPartoCompleta.pdf

– http://apps.who.int/rhl/pregnancy_childbirth/childbirth/es/

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*