Dónde, cómo y con quién parir.

semana-parto-2011

Este año, la Semana Mundial del Parto Respetado, que empezó ayer, lleva por lema «Dónde, cómo y con quién parir»

Si eres madre primeriza tal vez ni siquiera te lo hayas planteado. El parto es un trámite doloroso que cuanto antes se pase, mejor, nos dicen la literatura, el cine y las vecinas.

En general las mujeres podemos llegar a plantearnos dónde y con quién parir, pero en muchas ocasiones lo hacemos desde una óptica equivocada. Elegir el sitio en el que vas a parir por el tipo de habitación en el que te van a alojar después del parto y no mirar más allá, por ejemplo, es un error en el que caemos muchas. Es cierto que la intimidad es necesaria, también después el parto, pero para que un parto vaya bien lo imprescindible es que exista intimidad durante el parto, después ya se verá lo que se hace. Y casi nunca nos planteamos el «cómo», no más allá del hecho de que la epidural esté disponible.

¿En la Seguridad Social o en una clínica privada? ¿Con este ginecólogo o con aquel? En la web de la Asociación el Parto es Nuestro tienes algo de información sobre las estadísticas de algunos de los hospitales o clínicas españolas que puede ayudarte a elegir el lugar en el que vendrá al mundo tu hijo. No demasiada, porque no todos los hospitales españoles y por supuesto casi ninguna clínica privada, son transparentes en cuanto a datos sobre partos. El excesivo número de cesáreas que se practican, sobre todo en la privada, es una de las causas de este hecho, pero también el excesivo uso de prácticas rutinarias no recomendadas por la OMS. No hay en España una estadística oficial segmentada por centros de tasas de epiostomías, por ejemplo, supongo que es que a nadie le gusta que se sepa que se tira de bisturí con demasiada alegría. La Guía de Hospitales es un trabajo arduo y exclusivo que realizaron voluntariamente las chicas de El Parto es Nuestro. No dejes de consultarla – y si consigues más información no dudes en hacérsela llegar.

En la misma web puedes encontrar también algunos tips para elegir qué tipo de parto quieres, o cómo encontrar tu sitio ideal. Así como la respuesta a la típica pregunta «¿Tengo que parir en mi hospital de referencia?» (la respuesta es No, pero en la web de EPEN encontraréis info fundamentada sobre este asunto)

Los hospitales tampoco hacen públicos sus protocolos de atención al parto. Y aunque todos aseguran que se adhieren al protocolo de la SEGO, ya que éste suele ser el referente en juicios por negligencia, esto no siempre es así – es lo que tienen las coletillas tipo «siempre que la situación no lo requiera», «a criterio del profesional» etc. De nuevo la cosa es más acusada en centros privados, donde cada ginecólogo actúa por su cuenta (o en equipos pequeños) y como dice el dicho «cada maestrillo tiene su librillo».

Elegir dónde, cómo y con quién parir no es fácil, pero tampoco imposible. La información, aunque poca, está disponible para hacerse una idea. Si quieres tener un parto consciente, de los que se producen en países como Holanda, Suecia, Noruega e incluso en algunos hospitales de Inglaterra (país que hace años proporciona un modelo de plan de parto tipo test para que puedas ir escogiendo opciones) no te queda más remedio que moverte, preguntar, indagar y estudiar mucho.

Recuerda que un parto consciente no tiene porqué ser un parto sin anestesia. Los partos conscientes son aquellos en los que la mujer tiene el control y el protagonismo sobre el proceso y las decisiones se toman de forma conjunta, valorando todas las opciones disponibles – que nunca o casi nunca es sólo una – y por supuesto respetando el derecho de la mujer a decidir lo que quiere y lo que no.

A modo de consejo os diré: yo me dejé arrastar por la literatura, el cine y las vecinas. Y descubrí que un parto no es como sacarse una muela, que no es un trámite, que importa. Lo descubrí en un curso de preparación al parto intensivo, obsesivo y de varios años de duración. Lo único malo es que lo hice después del parto.

Tú estás a tiempo. No hagas como yo.

0
1

1 Comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*