Teta contra el cáncer

¿Os acordáis de Hamlet? Para el que no lo recuerde o no estuviera por aquí, Hamlet no es sólo un persoanje de Shakespeare, sino todo un compuesto que se encuentra en la leche materna y que es capaz de matar células tumorales selectivamente (sin atacar a las sanas, una gran ventaja frente a los medicamentos que se emplean ahora en quimioterapia, que tienen el problema de que no distinguen entre células normales y células del tumor – un gran problema, por otro lado).

Pues desde hace poco Hamlet ya no tendrá que quejarse más de estar solo.

Hace años que se sabe que la lactancia materna disminuye el riesgo – en el bebé – de padecer algunos tipos de cáncer como la leucemia linfoblástica, enfermedad de Hodgkin o el neuroblastoma. El mecanismo por el que dar teta protege frente al cáncer era, hasta ahora, totalmente desconocido, algo que a los escépticos suele venirles muy bien, porque siempre quieren más y más evidencia.

Bueno, pues ahora tenemos otra evidencia. De esas que me gustan a mí, que iba para escéptica, con muchas siglas y que necesita casi un traductor. Un estudio publicado en Journal of Human Lactation asegura que la leche materna contiene concentraciones grandes (hasta 400 veces más que en sangre) de un compuesto denominado TRAILTNF-Related Apoptosis-Inducing Ligand – que como su nombre indica está relacionado con el Factor de Necrosis Tumoral (TNF). El TNF es un compuesto fabricado por orden del sistema inmune que sirve precisamente para inducir la muerte celular programada de las células tumorales (apoptósis). La apoptósis o muerte celular programada es una especie de «suicidio» celular que protege al organismo de la proliferación de células envejecidas y/o con demasiadas mutaciones, un mecanismo de protección natural que se produce induciendo la muerte de estas células, sin más.

En un mecanismo multifactorial – no hay casi nada en el ser humano que dependa sólo de una cosa – el TRAIL puede ser un comienzo para determinar más allá de la estadística por qué no tomar teta aumenta el riesgo de padecer cáncer y probablemente también otro tipo de enfermedades relacionadas con el envejecimiento celular, tal vez quizás también en la madre. Una noticia enorme para las fans de la teta, sobre todo las que además somos frikis de la biología molecular. Un motivo más para afirmar que dar el pecho es tu derecho y el de tus hijos.

Dar o no dar ya no es la cuestión.

Vía | Bebésymás

0
1

1 Comentario

  1. Maria 7 mayo 2012

    Hola, yo padeci de cancer ( linfoma de hodgkins) quiero tratar de entender lo q dice este articulo sobre dar teta (lactancia) evita el cancer. Mi madre me dio leche materna por 6 meses y me dio cancer y conozco gente que no le dieron leche materna ni un mes y nunca les ha dado nada! Me parece mal que digan esto cuando no se sabe exactamente lo q da y lo que no da cancer.
    Si quieren extenderme la explicacion se los agradeceria.
    Otra cosa porque entonces los enfermos de cancer no toman leche materna o se hacen bancos q mantengan leche materna como parte del tratamiento?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*