Lactancia Materna: Habla con ellas

comunicación lactancia

Comunicarse no es más que compartir. Y durante las lactancias compartir es esencial. En una cultura occidental en la que las referencias a la teta se limitan a tratarla como un objeto sexual, recuperar la lactancia implica recuperar una parte de la sexualidad femenina que la sociedad machista rechaza, coarta, prohibe o como poco oculta. Las que hemos vivido lactancias «prolongadas» lo sabemos bien. Y para conseguirlo no hay nada mejor que hablar con alguien que lo haya conseguido ya.

Para finalizar una Semana Mundial de la Lactancia Materna dedicada a la importancia de la comunicación aquí van unos breves consejos.

Si estás embarazada, pretendes estarlo, vas a dar el pecho o ya lo estás dando, si ya lo intentaste y no lo conseguiste, hazme caso y habla con ellas: las talibanas de la leche.

1. Lee sus blogs. Hay montones. Puedes empezar por cualquiera e ir añadiendo todos los del blog-roll. Un buen ejemplo es Tenemos Tetas, feminismo y lactancia sin pelos en la lengua, pero si te parece mucho para empezar puedes optar por otros, como el de La Mamá de Mateo, la prueba de que se puede ser lactivista dando biberones.

2. Coméntalos. Algunos estereotipos deben ser ciertos, las madres, también las blogueras, no perdemos ninguna ocasión de hablar, aunque sea en internet

3. Abre tu propio blog y empieza a soltar todo lo que se te venga a la cabeza

4. Síguelos en Facebook. La interacción en redes sociales es enorme y siempre se saca algo

5. Abre una cuenta en Twitter. Sigue el hashtag #lactancia. Te sorprenderás de todas las que hay.

6. Pon especial atención a los grupos de apoyo a la lactancia con perfil en las redes sociales. Aunque no haya ninguno en tu ciudad, si puedes encontrar uno en internet puede ser un buen medio de compartir experiencias

7. Organiza una kdda. Si a estas alturas ya eres medio lactivista, conviértela en una tetada. Cualquier excusa es buena para juntarse con locas de la teta, por ejemplo, un pic-nic

8. Construye tu propia red de apoyo a la lactancia. Para fomentar la lactancia no es necesario que formes un grupo de apoyo, basta con dar teta y si vas a dar teta tener una red de apoyo te vendrá de maravilla. De hecho te vendrá de maravilla aunque no pienses dar teta.

9. En resumen, habla. Habla, habla y habla.

Hablar con ellas, las talibanas de la leche, es también hablar contigo misma. Y así seguro que descubres que la lactancia, tu lactancia, es un derecho y hay que defenderla desde esa posición.

También puedes hablar conmigo, aunque yo más que talibana prefiero fundamentalista, que no me gusta discriminar por motivos religiosos.

Foto | moppet65535

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*