¿Qué es el grooming y cómo prevenirlo?

grooming3

 

Nos encanta Internet y nos encantan las redes sociales, eso es obvio, sin embargo, todas las nuevas tecnologías tienen sus inconvenientes y ésta no iba a ser menos, en especial para los niños.

Nuestros hijos, los “nativos digitales”, parecen haber nacido con un portátil debajo del brazo y un smartphone agarrado a la muñeca. Ver a un pequeñajo manejarse con el teléfono mejor que su padre es una de esas experiencias que cada día son más frecuentes. Cada vez más tecnológicos, cada vez antes. Y sin embargo hay que tener cuidado.

En la red, como en la vida, no todo el mundo es bueno y si los adultos a veces tenemos problemas con internautas malintencionados (trols, ciberacoso, estafas, etc. están cada vez más a la orden del día) para los pequeños, que aún carecen de herramientas sociales para manejarse con según qué personas, la cosa puede ser peligrosa.

El “grooming” es un término adoptado del inglés que se refiere a una práctica no muy frecuente, pero sí alarmante por lo dañina, que consiste en obtener imágenes del menor en actitudes sexuales para utilizarlas como chantaje.

El proceso es lento y se produce en varios pasos. Comienza por la toma de contacto por parte del delincuente con un menor, generalmente una niña, del que se gana su confianza mediante manipulaciones como hacerse pasar por otro niño. El adulto entabla una relación de “amistad” con el niño, que acaba confiando plenamente en él. A continuación el adulto va obteniendo datos personales del menor y por último, mediante seducciones (engatusamiento) o provocaciones consigue que el menor le envíe imágenes propias con contenido sexual. A partir de ahí el chantaje puede ir intensificando el contenido sexual de dichas imágenes o acabar requiriendo el contacto físico con el menor.

La lucha contra el grooming es reciente, pero como padres hay ciertas cosas que podemos hacer.

1. Educar a nuestros hijos en el uso de redes. Esto pasa por advertir que no todo el mundo es lo que parece en internet y que hay que tener cuidado.

2. Explicar a nuestros hijos en qué consiste este tipo de prácticas

3. Explicarles que no es conveniente mandar fotos con contenido sexual o desnudos a terceros por internet o móvil – si siquiera cuando son conocidos.

4. Asegurar a nuestros hijos – y conseguir que nos crean – que si en algún momento tiene algún tipo de encuentro “extraño” en internet no es culpa suya, que puede confiar en nosotros y que no ha de sentirse avergonzado.

Construir relaciones de comunicación honesta con nuestros hijos es una tarea compleja y a veces costosa para la que los padres nos tenemos que quitar primero muchos prejuicios, pero sin duda es la mejor herramienta para protegerles contra la violencia, de cualquier tipo.

Foto | Ed Yourdon

 

0
1

1 Comentario

  1. colcha infantil 27 mayo 2016

    Ya que es inevitable el uso de la redes sociales por parte de nuestros hijos, es muy importante concienciarles e informarlesde que hagan un buen uso de las redes sociales.

    Al igual que es muy importante que en el colegio y los profesores den charlas y consejos para prevenir a nuestros hijos ante estas posibles situaciones.

    Un saludo

    Estefania

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*