La pedagogía negra

Alice-Miller-006

En el estudio de la naturaleza humana y a pesar de lo embrollado y agotador que resulta estudiar filosofía o psicología no existen en realidad más que dos corrientes: aquella que piensa que el ser humano es malo por naturaleza y por tanto los niños deben ser educados para llegar a ser adultos respetables y la que considera que el ser humano nace bueno, que, patologías aparte, la maldad se aprende o tal vez se contagia, a través de la violencia y el miedo.

La Pedagogía negra es un término acuñado por la psicóloga Alice Miller, considerada en la actualidad como una de las mayores expertas en maltrato y abuso infantil y en el impacto que estas conductas, típicamente adultas, tienen en los niños y en la sociedad en general. Y obviamente los defensores de la pedagogía negra, pertenecen a la primera de las dos corrientes. Tu hijo es un tirano, tu hijo te manipula, tu hijo se te sube a la chepa, los niños saben latín…la cultura popular, construida sobre la base de la tradición judeocristiana y ese estupendo invento que es el pecado original, está prácticamente dominada por aquellos que piensan que a los niños hay que domesticarlos. Y eso a pesar de haber tenido un bebé en brazos.

No hay nada tan inocente como un bebé y si lo has tenido cerca y no lo has visto, tienes un problema. Para mí, como para Alice Miller, pensar que mis hijas son pequeños monstruos a los que tengo que dominar me parece aberrante. No he tenido en la vida mejores maestras que ellas. Ya sólo por eso me considero afortunada. Las miro y sé, siento, que el ser humano es maravilloso, que mis hijas son generosas, buenas…y que si se me tuercen una gran parte de responsabilidad será mía. No necesito, aunque también puedo tirar de ello, de sesudos estudios científicos que comprueban día a día que los bebés humanos son altruistas, empáticos, colaborativos…aunque echarles un vistazo siempre es útil para reafirmar posiciones.

Leer a Alice Miller es duro, no sólo desde la experiencia de hijos que todos tenemos, también desde la experiencia de padres. Pero aún como hijos no podemos hacer demasiado para borrar el pasado la esperanza está en que ahora somos padres y como padres y adultos conscientes tenemos la capacidad de comportarnos con nuestros hijos como hubiéramos querido que nuestros padres se comportaran con nosotros.

Y empezar a hacer así pedagogía blanca. ¿Cómo? En seguida os lo cuento.

0
3

3 Comentarios

  1. Enith Castaño Bermúdez 20 febrero 2013

    Muchas gracias por esta publicación, tengo muchos sino todos acuerdos con estos asuntos de lo aberrante que resulta ver a los bebés y niños siempre como tiranos, cuando a veces son los adultos quienes actuamos así. No obstante, el lío que tengo es con la denominación de pedagogía «negra» porque resulta preyorativo e inclusivo ofensivo sin ser ese el propósito con la eterna dualidad entre que lo negro representa la malda y lo blanco la pureza, creo que puede ser molesto esa etiqueta para las personas que son de color de piel negra.

  2. a6640660 8 abril 2013

    I’ve said that least 6640660 times. SKC was here…

  3. Rozella Bonno 26 mayo 2013

    F*ckin’ awesome things here. I am very glad to look your post. Thank you so much and i’m having a look forward to contact you. Will you please drop me a e-mail?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*