¿La obesidad infantil aumenta el riesgo de tensión alta?

obesidad

 

Los niños y adolescentes que padecen obesidad pueden ver aumentado su riesgo de tener tensión alta tres veces más que aquellos de sus compañeros que están más delgados. El descubrimiento es realmente preocupante porque los niños que pasan de tener sobrepeso a estar obesos y los que permanecen obesos desarrollan la tensión alta rápidamente, en un periodo corto de tiempo.

Así lo afirma un estudio publicado el pasado mes de febrero en la revista Pediatrics – la revista de la Academia Americana de Pediatría y una de las más prestigiosas del sector -, que se llevó a cabo con más de 100.000 niños y adolescentes estadounidenses de edades comprendidas entre 3 y 17 años que fueron monitorizados entre 2007 y 2011. Durante el tiempo del estudio, un 0.3 % de los niños desarrollaron tensión arterial alta, lo que para los investigadores es alarmante ya que es muy raro que los niños padezcan este tipo de patología y se desconoce el efecto sobre el riesgo posterior de desarrollar enfermedades cardiovascuales.

El análisis encontró que para los niños hasta 11 años el riesgo de padecer tensión alta se multiplicaba por dos si pasaban de tener sobrepeso a ser obesos, mientras que este riesgo se multiplicaba por tres en caso de niños más mayores. Y esto sólo en los tres años que duró el estudio, lo que los investigadores consideran un periodo muy corto para desarrollar esta sintomatología.

La tensión alta en niños puede dañar la función renal, aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo II y producir un aumento de colesterol y triglicéridos, así como enfermedad del hígado graso que, a largo plazo, puede dañarlo.

Afortunadamente los investigadores también han comprobado que la pérdida de peso devuelve la presión arterial de los niños a valores normales también de forma rápida.

La obesidad infantil es uno de los problemas más graves de los países desarrollados o en vías de desarrollo, donde se combina además con la desnutrición. Estar obeso implica estar mal nutrido y en niños una mala nutrición afecta a todo su potencial futuro. Alimentarse de forma sana es algo que se aprende con el ejemplo de los padres, principalmente.. Recuerda además que la homeopatía puede ayudarte en los trastornos alimentarios más comunes asociados a la infancia. Consulta con un especialista en caso de duda.

 

Via | Healthday

Foto | Miss pupik

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*