Enuresis nocturna III. ¿Qué podemos hacer?

Ante todo, mucha calma. Hacerse pis en la cama puede ser un motivo de preocupación para tu hijo. De tu actitud depende que se convierta en motivo de angustia. Infórmate, para afrontar la enuresis, como para todo, lo principal es informarse.

Trata de ponerte en su lugar. Tu hijo está preocupado, se ve diferente a los demás, se siente frustrado, triste y avergonzado. Es posible que intente ocultar a los familiares o amigos su problema, que trate de evitar situaciones como excursiones escolares o que se aísle. La peor época sin duda comienza cuando empiezan a invitar a sus amiguitos a dormir a casa.

Habla con él. Probablemente crea que es el único al que le pasa. Seguramente sienta que os está fallando. Coméntale que es un tema muy común, menciona algún ejemplo cercano que conozcas (y si no conoces ninguno, una mentira piadosa tampoco le hará daño).

Dale muchos ánimos. Sobre todo si hace progresos.

Habla con otros padres. No sólo por él, también por tí.

Consulta con algún experto. Existen multitud de tratamientos o abordajes para el tema de la enuresis nocturna. Con información y buenos consejos puedes escoger el método que te parezca que más se adapta a vuestras preferencias, al desarrollo de tu hijo y a la comodidad de la familia en general. Desde artilugios pipí-stop que despiertan al niño cuando notan humedad para condicionar su sueño, hasta la típica receta de la abuela que consiste en despertarlo antes de la hora en que se suele hacer pis, pasando por la terapia motivacional, el estilo supernanny de calendarios de recompensas, o las bragas-pañal que evitan que se moje aunque se haga pis.

Valora vuesto caso. Puedes acordar con él que se encargue de su ropa cuando haya un accidente (y felicitarle cuando lo haga, aunque haya habido accidente) o no. Puedes animarle a ir a casa de sus amigos con ropa interior especial (y avisando a los papás de sus amigos). Tu médico puede recetarte alguna medicación y también puedes optar por terapias alternativas como la acupuntura, hipnoterapia, homeopatía o quiropraxia.

No le presiones. Ponerle nervioso sólo servirá para que lo haga más y se sienta peor.

Lo importante es que todos, sobre todo el niño, esteis más cómodos, ya sea haciendo algo o no haciendo nada. Y lo fundamental es saber que antes o después todo pasará.

0
5

5 Comentarios

  1. Pepito Grillo 10 febrero 2010

    Yo lo que tengo claro es que las mamás de ahora lo tienen bastante menos claro que las de mi generación.

    Hace falta un poco más de mano dura, las últimas generaciones de niños han salido un poco descarriadas…

  2. Mari Cruz Polo Hernanz 10 febrero 2010

    Hombre, algo más mimados sí que están en general. A veces ves casos sorprendentes como el de un niño saltando en el sofá de una tienda de muebles mientras el vendedor que te atiende intenta mantener la calma y lo único que dice el/los padres es: «¡a ver, es un niño, es lo que debe hacer… jugar!»

    Pero se siguen viendo muchos niños muy bien educados que no por eso dejan de ser niños y que no han recibido en muchos casos ni un azote (ni zapatilla como nos tocaba a nosotros de pequeños).

  3. Author
    Irene Garcia 10 febrero 2010

    Bonito nick, pepitogrillo.
    Bueno, para evitar que tus hijos salten en el sofá de una tienda de muebles lo mejor es no llevarles a una tienda de muebles.
    Lo que no entiendo es qué tiene que ver la mano dura con hacerse pis en la cama. No creo que existan estudios, pero dudo mucho que los niños con enuresis nocturna hayan aumentado escandalosamente en esta generación, más bien imagino que el número será más o menos el mismo. ¿Podrías argumentar un pelín más?
    Las anteriores generaciones de niños dirigen el mundo ahora mismo, y ejem…me callaré, jeje. Los niños de ahora todavía no han tenido la oportunidad. Cualquier tiempo pasado fue, sin duda, peor, lo siento por los abueletes.
    Y la «mano dura» literal ya no es una opción legal. 🙂

    Saludos

  4. Pepito Grillo 10 febrero 2010

    Pues como nos gobierne la generación actual, vamos apañaos..

    Mujer, lo de que los niños se meen en la cama no tiene que ver con la disciplina, lo decía de una forma más general…

  5. Author
    Irene Garcia 10 febrero 2010

    XD

    Te dejaré una cita. A ver si aciertas de quién es:

    «Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.»

    No vale googlear.

    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*