Últimos avances en la prevención de abortos espontáneos y fertilidad

test embarazo

Descubrir los mecanismos por los que algunos embarazos se interrumpen espontáneamente en las primeras semanas es uno de los retos de la ciencia en referencia a la salud reproductiva, tanto del hombre como de la mujer (porque no sólo son causas femeninas las que hay detrás de cada aborto espontáneo). La edad de la madre, el tabaquismo, ciertos problemas de coagulación, la edad del padre, el abuso de sustancias…hay muchos factores que influyen en el riesgo de aborto, pero la principal causa es desconocida y la peor tragedia es que si tiene que pasar, pasa y no se puede evitar.

Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto, sobre todo durante el primer trimestre y una de cada cien mujeres sufre lo que se conoce como abortos recurrentes (tres abortos consecutivos), además de todas aquellas parejas con problemas de fertilidad (cada día más).

Científicos del Imperial College de Londres han descubierto el «interruptor» molecular que podría estar detrás de algunos casos de abortos de repetición e incluso de infertilidad en mujeres. La enzima SGK1 y su concentración en sangre parecen tener la culpa.

El hallazgo podría servir tanto para mejorar los tratamientos de fertilidad como para producir nuevos anticonceptivos, en este caso no hormonales, que quizás evitarían los efectos secundarios desagradables de dichos fármacos. Se me ocurre que para empezar no afectaría a la ovulación, al menos no como lo hacen las píldoras actuales, que no son más que inhibidores y por tanto no afectaría al ciclo menstrual. Aunque conociendo un poquito de biología es difícil que algo no afecte a otra cosa.

Mientras tanto no queda otra que esperar. Tomarse las cosas con calma y ponerse en manos de buenos profesionales si todo se tuerce o se complica mucho. Y esto de los profesionales incluye psicólogos. Aunque sea un poco irse por las ramas las mujeres estamos muy mal acostumbradas a aguantar en silencio muchas cosas. Sufrir un aborto debe ser una experiencia muy dolorosa, que requerirá su duelo y sólo un profesional puede ayudarte, durante y después y en siguientes embarazos o tratamientos.

La salud femenina es un campo bastante poco explorado, básicamente por falta de interés. Así que por una vez vamos a darnos por satisfechas de que algo con potencial comercial pueda servir también para resolver algunas historias que, aunque poco frecuentes, no dejan de ser duras y merecen todo el esfuerzo de la ciencia.

Foto | snow ipernity

0
1

1 Comentario

  1. sandra 18 octubre 2011

    TENGO 45 AÑOS, ESTOY EN LA SEMANA 21 DE MI EMBARAZO ESTOY PREOCUPADA
    TENGO ALGUNAS MOLESTIAS, ME CONTROLO TODO BIEN, PERO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*