Estreñimiento en el embarazo

Estreñimiento en el embarazo

El embarazo es una etapa en la que con frecuencia se padece estreñimiento. La reducción del número de deposiciones acompañado de endurecimiento es una queja habitual de las embarazadas. Suele ir acompañado de pesadez de estómago, flatulencias, gases, dolor al evacuar y aparición de hemorroides e incluso fisuras. Hoy os explicamos porqué aparece y cómo combatirlo.

¿Por qué es más frecuente el estreñimiento durante el embarazo?

    ·Alrededor de la mitad de mujeres embarazadas padecen estreñimiento. La causa principal es el aumento que se produce durante la gestación de la hormona progesterona. Esta hormona que segrega la placenta enlentece todo el sistema digestivo, desde el esófago al intestino, pero especialmente los movimientos peristálticos del intestino.
    ·El crecimiento del útero según avanza el embarazo también favorece el estreñimiento ya que aumenta la presión sobre el intestino y el recto, lo que dificulta el paso de las heces.
    ·Con frecuencia las mujeres embarazadas toman suplementos de hierro debido a la anemia. El hierro cuando se toma como un medicamento también puede agravar el estreñimiento.

¿Cómo combatir el estreñimiento?

    · Bebe abundantes líquidos, unos 2 litros diarios.
    · Come alimentos con alto contenido en fibra, especialmente frutas y verduras frescas. Acostúmbrate a tomar habitualmente hortalizas frescas y frutas con piel. La manzana con piel o el zumo de naranja o un kiwi en ayunas son excelentes laxantes naturales.
    · Practica ejercicio. Mantenerse en activo ayuda a mejorar la motilidad intestinal.
    · Respeta los horarios de las comidas, sigue una rutina e intenta adquirir el hábito de ir al baño cada día a la misma hora.
    · No es recomendable utilizar enemas ni laxantes sin prescripción médica.
    · Evita alimentos astringentes como harinas, arroz, plátano…
    · Prueba con remedios caseros como la miel, sola o con agua caliente

Si a pesar de ello no consigues un patrón intestinal adecuado y sigues con molestias, consulta con tu médico o matrona para que individualice tu caso y te prescriba el tratamiento más adecuado ya que existen tratamientos homeopáticos que ayudan a una regulación natural del propio organismo

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*