¿Debo depilarme para el parto?

Depilación en el parto

 

La mayor parte de las mujeres se preocupan por la depilación, y la moda de depilación íntima en los últimos tiempos está cobrando importancia por motivos higiénicos y estéticos.

Muchas mujeres prefieren depilarse días antes del parto con un método más duradero que el rasurado y otras muchas no les es necesario porque han optado por métodos láser de depilación definitiva, pero en caso de tener vello en la zona genital llegado el momento del parto, no es necesario depilarse.

Durante muchos años el rasurado perineal e incluso el rasurado del pubis se realizaba de manera sistemática durante el parto como medida de higiene, para mantener la zona más limpia para disminuir el riesgo de infección y para facilitar la sutura de la episiotomía.

Actualmente en las nuevas recomendaciones que presentó el Ministerio de Sanidad en su Guía para la Atención al parto normal, se informa de que el rasurado no sólo no es necesario sino que puede ser perjudicial.

En varios estudios se ha comprobado que esta medida produce lesiones en la piel que pueden colonizarse por microorganismos y producir una infección.

Además, el rasurado puede producir picor y malestar durante el crecimiento del vello, especialmente si éste se ha realizado sobre una zona lesionada durante el parto.

Fuera del ámbito del parto, se está alertando del aumento de infecciones de trasmisión genital asociado a la moda de eliminar todo el vello púbico. No debemos olvidar que el pelo tiene una función protectora.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*