Una de famosos

¿Sobrevivirá la humanidad a la obstetricia? Michel Odent. Obstetra.

Hace un par de semanas Penélope Cruz afirmaba en una entrevista publicada en el País Semanal que había dado el pecho a su hija durante 13 meses. «No quería ni podía dejar de hacerlo» dice la actriz en la entrevista, describiendo eso que muchas hemos sentido, que dar la teta engancha. Porque es placentero, sensual, te pone más guapa y te sube la autoestima. Porque te regala asertividad, placidez, paciencia y te cambia el ritmo. Porque te devuelve a tu cuerpo. Y así no quieres ni puedes dejarlo ¿por qué ibas a hacerlo si además es gratis?

Unos días atrás Mireia Long publicaba en Bebés y Más cómo la maternidad ha cambiado la vida de la cantante Mai Meneses. Nena Daconte, que todavía no sabe cuánto tiene que darle a su bebé. Todo. Mientras viva. Y es que la maternidad le cambia el sentido a todas las canciones de amor.

La semana pasada El Mundo publicaba el relato de parto del último hijo de Sánchez Dragó. Contado por él mismo. Reconozco que los relatos de parto, sobre todo los de partos domiciliarios, escritos siempre con la dosis extra de poesía que te regala el haber tenido un parto consciente y muchas veces luchado contra viento y marea, me hacen llorar. Éste, porque está escrito por un hombre que, reconozco, nunca ha sido santo de mi devoción, me ha puesto directamente los pelos de punta. Tal vez la humanidad tenga aún una esperanza.

Y por último, Melendi, con la guasa que le caracteriza, le dedica a su hijo una canción a capella en el programa El Hormiguero. Colecho y teta, Marco es un canalla «y menudo cuadro, los tres en la cama, Marco y yo colgando de las tetas de la dama».

Gwyneth Paltrow, Cindy Crawford, Salma Hayek, Eva Hache, Ana Duato o la ya veterana Aitana Sánchez Gijón, son sólo los ejemplos visibles de lo que está sucediendo. Y es que nuestros nietos nacerán donde quieran sus madres y lo harán bien, rodeados de gente cuidadosa y de amor, durante toda la crianza, para toda la vida, que es lo que cuenta. Y sí, es posible que la humanidad sobreviva a la obstetricia.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*