¿Tienen las madres solas más riesgo de enfermedades cardíacas?

infarto3

La familia ya no es lo que era. En la actualidad asistimos al nacimiento de una enorme diversidad de familias diferentes. Familias reconstituidas donde alguno  de sus miembros – o los dos -, tienen hijos de relaciones anteriores y que pueden tener a su vez hijos en común o no, familias monomarentales de mujeres que decidieron ser madres solas, familias de gays o lesbianas, divorciados, solteros, familias tradicionales, incremento de los hermanos gemelos…, la diversidad enriquece y la sociedad es cada vez mucho menos intolerante con las familias “diferentes”, lo que es siempre una buena noticia.

Sin embargo, no todo es de color de rosa en la diversidad familiar. Aunque cada vez hay más familias con un único miembro adulto, que en general suele ser una mujer, la realidad es que la maternidad en solitario, a veces elegida y a veces impuesta mediante un divorcio, no siempre es sencilla.

El problema, para variar, es el dinero.

Más o menos un 5% de mujeres europeas y un 11% de estadounidenses afrontan la maternidad en solitario. A la responsabilidad de ser madres se suma, casi siempre, la presión económica de sostener a la familia solas o con poca ayuda.

Un estudio publicado en American Journal of Public Health concluye que el riesgo de padecer un infarto y otras afecciones cardíacas es mucho mayor para las madres solas. El estudio, que afirma que las madres solas europeas tienen 1,4 veces más riesgo de sufrir un infarto que las casadas, incide sobre todo en el hecho de que en EEUU este riesgo se puede llegar a triplicar. Los investigadores lo achacan al hecho de que en el país norteamericano las ayudas para madres son prácticamente inexistentes – incidiendo en el hecho de que en tampoco están las cosas como para tirar cohetes.

El estrés generado por la falta de recursos económicos es, según los científicos, la causa principal de que las madres solas tengan peor salud cardiovascular. En una sociedad cambiante en la que el modelo de familia está cada vez más alejado del tradicional – padre, madre y un par de hijos – parece claro que las políticas sociales deberían ir encaminadas a proteger, también económicamente, a las madres, para poder así proteger a los niños.

Vía |Healthday

Foto | SodanieChea

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*