Juguetes rosas

Tenía Ana unos 18 meses cuando un día poniéndole el pijama se me ocurrió preguntarle cual era su color favorito. “El nosa” contestó tan ricamente. Todo un hito para una niña a la que habíamos vestido de rosa en tres o cuatro ocasiones – no digo nunca porque siempre te regalan algo rosa. No es que yo tenga nada contra el rosa, simplemente no me gusta demasiado. Sin embargo, siete años después Ana sigue prefiriendo el rosa. Diría que es biológico, algo tendrá el rosa para que les guste a los niños – probablemente de ambos sexos – es un color “blando”, que inspira dulzura, no sé…

La que sí que lo tiene claro es esta niña, que al paso que va, se hará famosa activista antes de alcanzar el uso de razón. “Las empresas nos engañan para que compremos cosas rosas, porque todo es rosa”, dice. Y tal vez tenga razón.

Lo primero que aprende un niño, cualquiera y si está bien cuidado, es a cuidar. Los niños aprenden sobre todo por imitación y cuando son pequeños no tienen conciencia de las diferencias entre los sexos, mucho menos de las diferencias que se establecen con la construcción de género. Sin embargo y como siempre, las campañas pro igualdad suelen enfocarse en que las niñas adquieran los roles “masculinos”, en lugar de que los niños no pierdan los roles “femeninos”. Probablemente sea muy positivo para cualquier niña (o niño) tener una mamá que no se corta y es albañil, o árbitro de fútbol, como en estos cuentos para la igualdad publicados en Argentina. Probablemente, nadie dice que no, aunque sería mejor tener una mamá científica o filósofa, o médico, o poeta. Pero lo que es seguro es que para cualquier niño, del sexo que sea, no es ya positivo sino imprescindible que sus adultos de referencia lo cuiden, sean del sexo que sean.

Y es que, como ya he dicho más de una vez, es más que probable que la educación machista que sin duda perjudica a las mujeres, a quién esté dando la vuelta sea a los hombres. Perder la empatía, la capacidad de llorar y de expresar sentimientos, olvidar la ternura, el calor que te da la compañía, otro cuerpo, dejar de hablar, de tocar y de cooperar y en definitiva vivir para competir debe ser horrible. Y yo lo lamento. También por ellos.

Así pues propongo que a partir de ahora los superhéroes también sean rosas. O azul bebé. No hay nada de malo en el rosa.

0
2

2 Comentarios

  1. juguetes 6 Marzo 2013

    Me encanta este artículo! Estoy muy de acuerdo con las reflexiones que se hacen. Yo siempre intento que los juguetes de mis niños sean educativos, los compro en tiendas como Eurekakids. Y si son de color rosa y van a un niño, no hay nada de malo en eso 😀
    Martina

  2. esorygoorilia 25 Mayo 2013

    锘俊窯ive Him Up」きいてきました prada ビジネスエリアに拡大し続けている、 tiffany ターゲットは独身か共働きの30代女性といったところでしょうか?NTTDocomoの新機種PRADA Phone by LGL852iは、全面フルタッチスクリーンが一番の売りです 銈般儍銉併偄銈︺儓銉儍銉?/a> どこを利用するかによると思いますが、coachの財布のようなブランド品を個人輸入する際の関税なども教えてくれると思います gucci

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*