Por qué la homeopatía es una excelente opción en los niños

homeopatia_y_niños

El médico homeópata Josep Sala ha escrito un interesante artículo en la revista CuerpoMente del número de junio sobre el tratamiento de las patologías y las infecciones en los niños, que se suelen desarrollar habitualmente a partir del segundo trimestre. Nos explica que la homeopatía es “una solución terapéutica muy válida”.

Teniendo en cuenta que también se puede intervenir con otros medicamentos en síntomas frecuentes o graves, la homeopatía “es una excelente opción en los niños, ya que estos todavía presentan gran reactividad ante mínimos estímulos”.

Apunta que la homeopatía es “una terapia sin contraindicaciones, por lo que se puede combinar con cualquier otro tratamiento” e incluso “ante una enfermedad crónica, se puede pautar homeopatía sin dejar el tratamiento convencional”.

En la homeopatía se prescriben remedios individuales y el médico homeópata “no receta un medicamento para cada enfermedad, sino un remedio para cada enfermo”.

En cuanto a los niños, señala que “nos hemos acostumbrado a aliviar nuestras dolencias y las de nuestros hijos lo más rápido y eficazmente posible, sin plantearnos por qué se manifiesta así el organismo”. La homeopatía sí lo tiene en cuenta, según el doctor Sala, y apunta que “cada niño aportará luz al diagnóstico del homeópata”.

¿Qué os parece? ¿Habéis probado algún tratamiento homeopático?

Vía revista CuerpoMente

0
8

8 Comentarios

  1. Un padre mosca. 15 junio 2010

    Hola.
    Nosotros hemos probado un producto para los cólicos del lactante en nuestro hijo y lo único que ha hecho es sablarnos 13€ por las dichosas bolitas, lo que le solucionó el problema en una semana fue la Simeticona (por cierto, no doy nombre comercial, para que no se puede relacionar mi comentario con una casa farmacéutica, ….cosa que este blog no puede hacer ¿verdad?)
    El hecho de comprarlo fue por mi pareja, porque yo después de hacer un curso de homeopatía, no he creído en este “remedio”.
    Además se de familiares que han poblado productos del “laboratorio” que patrocina este blog y….no han funcionado.
    Por favor, mamás del mundo, usad con vuestros hijos productos que tengas un validad científica y que tengan estudios relevantes donde se compruebe que el producto ni es nocivo ni es perjudicial para nuestros hijo, yo, JAMÁS volveré a usar estos producto y nunca recomendaré que se haga

  2. Lamentable 15 junio 2010

    Absolutamente lamentable, está bien que un adulto haga lo que quiera pero cuando se meten niños por medio ya es otra cosa.

    ¿Sabéis el daño que puede causar la homeopatía? Aquí tenéis (en inglés)

    http://whatstheharm.net/homeopathy.html

    Actuad en consecuencia

  3. Juan Ignacio 15 junio 2010

    ¿Cómo permiten jugar de esta manera con la salud de los niños? El artículo está extraído de la revista “CuerpoMente” que, entre otros consejos “médicos”, propone terapias “naturales” como el “Chamanismo de Corea”.

    Cito de su web: “A los ocho años de edad, Jeong Sun-Deok enfermó y los médicos no sabían cómo curarla: no tenía ni hambre ni energía, sufría extraños sueños y visiones. Este sufrimiento duró hasta que descubrió cuál era su destino y lo aceptó: había sido poseída por un espíritu y estaba llamada a ser una chamana o mudang. Nada volvió a ser igual para ella: adquirió dotes proféticas y, a través de un rito de iniciación, murió en su antigua vida y renació a una nueva, convirtiéndose en intermediaria entre los dioses, los seres humanos y sus antepasados.” ¡Fantástico!

    Un sitio que da cabida a tal sarta de supersticiones absurdas no va a aconsejarme sobre la salud de mi hijo, lo tengo calro.

  4. Mauricio-José Schwarz 15 junio 2010

    La homeopatía no tiene efectos secundarios porque no tiene efectos primarios, como no sea quitarle dinero a la gente vendiéndole comprimidos de lactosa y agua destilada sin _ningún_ principio activo y, claro sin _ninguna_ prueba científica de su eficacia.

    Lo alucinante es que además mienten sobre la propia homeopatía, pues todo lo que se le ocurrió a Hahnemann — y todo lo que hacen los homeópatas — es tratar “síntomas” definidos con criterios de mediados del siglo XVIII. Nada de “enfermos individuales”, todas las farmacopeas homeopáticas hablan de síntomas, sin importar ni los enfermos ni mucho menos las causas de tales síntomas.

    Depredar con sus falsedades a los niños es ya la peor bajeza a la que se puede llegar por vil ambición.

  5. Fernando Frías 15 junio 2010

    Una precisión, Rebeca: Boiron no es que patrocine este blog; es que es incluso la propietaria del dominio. Lo cuentan aquí.

    Por otro lado, desde luego es cierto que tratar a los niños con homeopatía es una grave irresponsabilidad, pero tan poco está tan claro que un adulto que la utilice esté haciendo “lo que quiera”. Eso sería solo en el caso de que tuviese la información suficiente sobre lo que es realmente la homeopatía. Si en vez de ello la única “información” que tiene es la propaganda de esta y otras webs por el estilo su decisión no es realmente libre. Penelope Dingle, por ejemplo, no murió por decisión propia, sino porque la engañaron.

  6. Jacinta 29 julio 2011

    Totalmente de acuerdo con lo dicho. La homeopatía es una de las grandes farsas de la modernidad… ¡y hay muchísima gente que cree que es una terapia “tradicional” y más encima “natural”! Si la ignorancia es tremenda.

    Si es efectiva ¿cómo es que no han logrado hacer estudios que comprueben su eficacia? Que no me digan que las grandes farmacéuticas no permiten su publicación, porque no es verdad. Si fuera así, las grandes farmacéuticas no permitirían la publicación de estudios que avalasen la efectividad de agentes que sí son naturales.(¿Ejemplo? Los probióticos, hay millones de publicaciones sobre ellos siendo que cualquiera los puede cultivar en su casa).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*