Mosquitos y otros bichos

mosquito

Llega el verano y con el todos los bichos ¡Ay!

Las picaduras de insecto son una de las cosas más molestas de este mundo y eso si tenemos suerte y son de las que no duelen. Y en verano nadie se libra, ni siquiera los bebés. O incluso mucho menos los bebés. Hace unos días un estudio aseguraba que los mosquitos pican más a la gente sana y a la que huele bien. ¿Y hay algo que huela mejor que un bebé?

Noches eternas, con el bebé dando vueltas y vueltas y despertándose cada dos por tres porque el bichejo de turno le ha puesto como un alfiletero. Y rascándose sin parar. Lo peor de las picaduras de mosquito es, alergias aparte, que al rascarse se arañan y se pueden infectar.

No conozco ningún remedio infalible contra los mosquitos. Los insecticidas que se enchufan a la corriente suelen ser los más eficaces pero tienen un inconveniente grande: que no puedes salir de casa. Y pasarse el verano encerrado en el cuarto de dormir para que no te piquen los mosquitos es verdaderamente un rollo.

Luego están las cremas repelentes, que son repelentes porque huelen fatal. Yo sinceramente no las aguanto. Y además tienen el inconveniente de que, excepto honrosas excepciones, no deben usarse en niños muy pequeños, por los productos químicos que contienen. El mismo problema lo dan los ungüentos para después de la picadura, que no se pueden utilizar en los que peor lo pasan. Con repelentes o sin ellos, finalmente casi nadie se libra.

Y por supuesto el resto de insectos. Las picaduras de algunos insectos son francamente dolorosas. Y algunas son peligrosas, como las de abeja, ya que pueden producir una reacción alérgica que requiere intervención médica inmediata. Afortunadamente no proliferan tanto como los mencionados mosquitos, pero en verano, cuando apetece pasearse por el campo o descansar un ratito en la piscina, las abejas y también las avispas pueden fastidiarnos una tarde.

Contra todos estos inconvenientes a una le dan ganas de quedarse en casa, en la cama, debajo de un dosel de esos con redecilla, pero no, que el buen tiempo está para disfrutarlo. Sobre todo si tienes niños pequeños sería una gran idea que incluyeras en tu botiquín algún gel homeopático para las picaduras de insectos. Por su composición es inocuo y refresca la piel y alivia la irritación y el dolor producido por las picaduras de insectos. Como siempre sin efectos secundarios y además huelen bien.

Disfruta del verano con mosquitos o sin ellos.

Foto | Dr_relling

0
1

1 Comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*