Mamás deportistas

mamás deportistas

Cada vez son más las mamás que, en medio de jornadas interminables de trabajos, niños, casa e incluso blogs, aún encuentran un poco de tiempo para practicar deporte. Tanto hacer algo de ejercicio como encontrar un poco de tiempo para una misma es imprescindible si no quieres que la vida moderna te lleve al borde de un ataque de nervios. El deporte es beneficioso para la salud, tanto física como mental: te pone en forma, hace que produzcas endorfinas y te sientas mejor y además consigue que te veas (y estés) incluso más guapa.

Running, aerobic, cardio, yoga, batuka, spinning…los gimnasios y tiendas especializadas han dejado de ser coto privado de hombres y mujeres jóvenes y solteros que cuidan su cuerpo. Las madres estamos en todas partes, también en los centros deportivos. Y está muy bien, la vida sedentaria no es buena para casi nada, excepto para engordar y estar cada vez más cansado.

Si eres una deportista nata, sigue así, pero si no has hecho deporte en tu vida – algo muy común, en nuestra generación el deporte era todavía cosa de chicos – has de tener en cuenta algunas recomendaciones.

1. No te apuntes a lo primero que se te ocurra sin pensar, aunque parezca estar muy de moda en las redes sociales. Para que enganche el deporte que practicas te tiene que gustar, sobre todo al principio, cuando es más duro.

2. Cada deporte es un mundo, infórmate de las características específicas de cada uno y medita sobre lo que va mejor contigo y con tus propias capacidades. Si quieres correr, corre, pero hazlo bien. Si puedes, consulta con un especialista y si no, en la era de internet hay blogs especializados en casi todo. Si lo que te gusta es bailar, baila. La cuestión es moverse. Busca la equipación adecuada para cada actividad, no todas las zapatillas de correr son iguales.

3. Ponte una rutina…y cúmplela, pero sin agobiarte. Algunas personas se conciencian para ir al gimnasio todos los días de la semana porque son conscientes de que fallarán al menos tres de ellos. Ser flexible es un plus, sólo hay que combinarlo con ser constante. La maternidad tiene muchos imprevistos, mejor un horario amplio.

4. Si trabajas desde casa o no trabajas, mejor hacer deporte fuera. Salir y hablar con adultos también es bueno para la salud y ampliar el círculo más allá de las madres a la puerta del colegio no sólo es bueno, es imprescindible.

5. Si ya tienes cierta edad, tal vez convenga que te hagas un chequeo. Los años no perdonan y hay que tener cuidado con las lesiones.

6. Recuerda que la homeopatía puede ayudarte también durante la práctica del deporte en caso de lesiones, golpes, dolor, etc. (1)

¿Nos vemos en la próxima media maratón?

1. Golpes, cardenales, inflamaciones. Laboratorios BOIRON

Foto | Juandc

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*