Lactancia y trabajo en la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015

SMLM-2015-600p (1)

 

Este año la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015, que como sabéis se celebra todas las primeras semanas del mes de agosto auspiciada por la WABA (Word Alliance for Breastfeeding Action), una  alianza mundial de redes y organizaciones que protegen, promueven y apoyan la lactancia materna, y que tiene status consultivo con UNICEF y con el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), viene especialmente reivindicativa. “Lactancia materna y trabajo: hagamos que funcione” es el lema elegido en esta ocasión y pretende, no sólo concienciar sobre la problemática de la conciliación en madres lactantes, sino principalmente hacer una llamada de atención a los estados y a toda la sociedad sobre las necesidades especiales de las mujeres que amamantan y tienen o quieren reincorporarse a su puesto de trabajo.

Amamantar no es fácil. La pérdida de referentes, la ausencia de tribu y en muchas ocasiones la falta de información fidedigna que ayude a las madres, sobre todo al inicio, son las responsables de que muchas lactancias fracasen. La reincorporación al mercado laboral es otra de estas causas.

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud, así como todos los organismos relacionados con la salud materno-infantil (como UNICEF, la Academia Americana de Pediatría o nuestra propia Asociación Española de Pediatría) recomiendan dar el pecho de forma exclusiva (esto es, sin añadir nada más) durante al menos seis meses, y después seguir amamantando durante el primer año como base de la alimentación del niño complementada con otros alimentos y amamantar un mínimo de dos años tras lo cual la lactancia puede prolongarse tanto como la madre y el bebé deseen.

Amamantar y trabajar es posible, pero no es fácil. Por todo esto, este año WABA propone tres líneas de acción que permitan aumentar las tasas de lactancia materna más allá de las primeras semanas de modo que puedan seguirse las recomendaciones de la OMS:

1. Tiempo. Las madres lactantes necesitan tiempo, tanto bajas maternales largas que permitan al menos mantener una lactancia exclusiva los seis primeros meses, como después, con permisos por maternidad más largos y remunerados y tiempo y flexibilidad de horarios para amamantar y/o extraerse leche cuando sea necesario.

2. Espacio. Los lugares de trabajo han de estar preparados para acoger a madres lactantes, con instalaciones adecuadas para el amamantamiento y/o la extracción o incluso espacios reservados para niños.

3. Apoyo. Concienciar a los estados y a la sociedad en general de que amamantar es un derecho tanto del niño como de la madre es fundamental para que las madres lactantes reciban todo el apoyo necesario para conseguir lactancias felices y exitosas.

Si quieres más información puedes descargar el pdf informativo de WABA aquí.

Desde Laboratorios BOIRON sabemos que la lactancia es cosa de todos y por eso queremos felicitarte la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015 y recordarte que la homeopatía es eficaz para el abordaje de ciertos trastornos relacionados con la lactancia materna. Consulta a tu médico o matrona.

 

 

 

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*