La ansiedad de los exámenes. Cómo manejarla para que nuestros hijos estén tranquilos.

estrés

Llega el fin de curso y con él los exámenes. Y con los exámenes, la ansiedad. La ansiedad es un trastorno cada vez más común en nuestra sociedad y además afecta cada vez a niños más pequeños. Enfrentarse a los exámenes no debería ser motivo de excesiva preocupación, pero en un entorno cada vez más competitivo, los nervios y el estrés se la juegan también a los peques de la casa. Porque uno de los efectos de tener miedo a los exámenes es que los exámenes acaban saliendote mal.

“El estrés causado por los exámenes puede perjudicar el bienestar de los jóvenes al menos que se utilicen mecanismos para sobrellevarlo”, confirma el doctor Guillermo Basauri, médico homeópata y profesor del Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía (CEDH). “Aunque es una manifestación muy frecuente que se produce por una reacción sobredimensionada al miedo a fracasar o ante la presión a la que estamos sometidos por obtener unos resultados, tiene como consecuencia la disminución en la capacidad de concentración, la alteración del sueño, la aparición de ataques de pánico o situaciones de bloqueo a la hora de expresar los contenidos que uno ha asimilado.”

Sin entrar a valorar el sistema educativo o el hecho de que los niños cada vez estén más sobrecargados de tareas escolares, manejar la ansiedad frente a los exámenes es crucial para que nuestros hijos lleven una vida alegre y feliz, como les corresponde por su edad. Y es que los niños son niños y la infancia, además de ser el cimiento sobre el que se asienta toda la salud futura, está diseñada para jugar, saltar, correr, trepar y no recoger el cuarto y en definitiva para ser infantil y un poco (bastante) irresponsable. Que ya están ahí mamá y papá para encargarse de las cosas serias.

Ayudar a nuestros hijos a manejar el estrés derivado del colegio y en concreto de los exámenes es una de esas cosas serias. Y lo primero es lo primero. La salud de nuestros hijos y el modo en que se enfrentan a la vida depende en gran parte de nosotros, más cuanto más pequeños son. Por eso, nuestra actitud frente a los exámenes es crucial para que ellos se lo tomen como lo que son. No demasiado cuando hablamos de alumnos de primaria. Motivarles y felicitarles por sus esfuerzos siempre es mejor opción que presionarles o estar demasiado pendientes de las notas. Mucho mejor que trasladarles nuestra preocupación por su futuro.

Si a pesar de todo el niño se pone muy nervioso, la homeopatía es una buena aliada para tratar los síntomas de la ansiedad, no produce somnolencia y no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a su toma. Y también sirve si los que se ponen nerviosos son los padres.

Foto | topgold

0
3

3 Comentarios

  1. isabel 3 Junio 2014

    Desde que mi hijo toma homeopatia esta mas relajado en clase. Merece la pena darles homeopatia y encima es natural.

  2. Mamá 5 Junio 2014

    Muy buen artículo. Creo que como padres es importante que no seamos nosotros los que tengamos ansiedad ante los exámenes de nuestros hijos, ya que es algo que al final les transmitimos, es importante confiar en nuestros hijos y que ellos sientan que aunque deseemos que les vaya bien en el colegio y nos preocupemos por sus estudios, nuestra valoración es incondicional.

  3. María 20 Octubre 2016

    Me ha encantado el artículo, hay que aportarles mucha confianza cuando estén de exámenes, para que puedan afrontarlos con fuerza e intentar tranquilizarlos un poco… muy buen artículo.

    Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*