Gripes y catarros

estornudos

Ya están aquí. Las gripes, los catarros, los VRS, las bronquiolitis y demás gangas de la estación otoño-invierno. Este año, como todos, lo que se lleva es llevar un montón de kleenex en el bolso, las ampollas de suero fisiológico compradas al por mayor, los humidificadores y la cebolla.

Cuando tienes hijos es bien difícil que te libres tú misma de pillar algún virus respiratorio. Sobre todo si los niños van al cole. Cada hora que pasan en clase aumenta el riesgo de que se pillen algo y después te lo llevan a casa cual Tele-Virus. Si ya es malo tener a un niño pocho en casa -y a veces incluso imposible tenerlo en casa, aunque no vamos hoy a meternos con la conciliación- cuando mamá está mala la cosa puede derivar en catástrofe.

La mayor parte de las infecciones respiratorias invernales son virus y por tanto no se puede hacer casi nada contra ellos salvo tratar de aliviar los síntomas y prevenirlos todo lo que se pueda.

Lavarse las manos frecuentemente, tratar de evitar las aglomeraciones en sitios cerrados, tomar mucha fruta y verdura y hacerse todos los mimos que se necesiten -el estrés afecta al sistema inmune y la gente estresada se constipa más y es más vulnerable a todo tipo de bicho que pulule por ahí y los mimos reducen el estrés- son los consejos típicos para tratar de reducir al máximo los catarros y las gripes que nos acompañan durante estos meses de frío. Y valen también para cualquier época del año, con otro tipo de enfermedades contagiosas dando vueltas por ahí.

Además, la homeopatía puede ayudarte a prevenir y curar los catarros y las gripes para que puedas disfrutar del invierno. Recomendada fundamentalmente para niños, ancianos, personas polimedicadas, embarazadas y madres lactantes, por su carencia de contraindicaciones y efectos secundarios, la homeopatía puede además aliviar síntomas como fiebre, tos, mocos, congestión nasal, dolor de cabeza… que suelen acompañar a estas enfermedades.

No esperes a cogerte una, que la probabilidad es casi del 100%. Consulta con tu médico y a disfrutar del frío.

Foto | Macfarlandmo

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*