Evitar los mareos en coche en Semana Santa

mareo del viajero

Mucha gente directamente no sale en Semana Santa (ni en fines de semana o puentes cortos) por el simple hecho de que alguno de los miembros de la familia, especialmente alguno de los niños, se marea en el coche. A veces estos mareos les sientan tan mal que no sólo a ellos les cuesta recuperarse, sino que los demás nos pasamos las vacaciones pensando en el mareo de vuelta. Y es que un niño mareado es todo un drama.

El mareo se produce porque la información que llega al cerebro del sentido de la vista y del equilibrio (no hay que olvidar que estamos moviéndonos) no concuerda con la información postural y muscular (estamos cómodamente sentados). El mecanismo es ciertamente curioso. El cerebro, que no puede procesar informaciones contradictorias “asume” que algo raro pasa y según los expertos “decide” que has comido algo en mal estado que te intoxica y te provoca alucinaciones, por eso se producen náuseas y vómitos, así como enlentecimiento del aparato digestivo y somnolencia.

¿La mala noticia? Que los niños entre 3 y 12 años son los más sensibles al mareo (*), que por otra parte remite si eres tú quien conduce – mala solución para un niño de tres años.

¿Las buenas noticias? Sí, porque hay varias:

1. El mareo es difícil de evitar pero puede reducirse el malestar si no llevamos ropa ajustada y no comemos demasiado justo antes del viaje. Fijar la vista en un foco a lo lejos también ayuda. Es conveniente no leer. jugar a videojuegos, ver tebeos, o hacer algo que requiera enfocar muy de cerca.
2. Si tu niño tiene entre 0 y 2 años es difícil que se maree.
3. El mareo mejora con la costumbre.
4. La homeopatía te ayuda también a manejar los síntomas del mareo sin producir somnolencia. No dudes en consultar con tu médico o farmacéutico.

Puedes encontrar más información y datos curiosos en nuestra web.

Feliz viaje.

Foto | BenedictFrancis

* Déclaration sur la mal des transports. Comité Consultatif de la médecine tropicale et de la médecine des voyages, Canada, Nov 2003

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*