Consulta con tu médico

medicos

Los medicamentos homeopáticos tienen la característica general de no tener prácticamente contraindicaciones ni efectos secundarios. Son eso, medicamentos, y por tanto deben ser recetados por un médico. La homeopatía no sólo consiste en tomar unos “gránulos” recomendados por una amiga o adquiridas sin más en la farmacia. La principal ventaja de la homeopatía frente a la medicina alopática es que el diagnóstico es personalizado y no se tratan enfermedades, sino personas. Atendiendo a los síntomas, una enfermedad como la alergia, por ejemplo, puede ser tratada de distintas maneras dependiendo del paciente y, por ello, consultar con el médico es imprescindible si te decides por la medicina homeopática.

Si quieres usar homeopatía estás de suerte: cada vez hay más profesionales, médicos de atención primaria interesados en este tipo de terapias y que, por tanto, conocen los medicamentos homeopáticos y tienen capacidad de prescribirlos cuando acudes a la consulta.

La gran demanda de los pacientes, cada vez mayor, ha permitido que cada vez existan más cursos de formación o postgrado para los médicos que deseen ampliar conocimientos sobre esta materia y así, cada vez más universidades y colegios profesionales ofrecen cursos de especialización en homeopatía. Más de 10.000 profesionales médicos incluyen la homeopatía dentro de sus prescripciones habituales.

La homeopatía para el tratamiento de enfermedades crónicas, como la alergia o el asma, permite reducir la cantidad de medicamentos que precisan estos pacientes, contribuyendo así a una mejora en la calidad de vida e incluso llegar a la total curación (y un ahorro, por otra parte).

Estos datos se han puesto en relieve en la mesa redonda Integración de la Homeopatía en el ámbito sanitario que ha tenido lugar en el 33º Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que se acaba de celebrarse en el Palacio de Congresos de Oviedo del 2 al 5 de noviembre. En Twitter: @SEMERGEN_Oviedo.

Así pues, si estás pensando en usar algún tipo de medicamento homeopático, ya sabes que la homoepatía es segura y para todo tipo de pacientes y patologías. Si conoces gente que la usa – cada vez más – pregúntales y no lo dudes también: consulta con tu médico. Hoy en día es muy probable que tu médico habitual conozca la materia y, si no, también hay numerosos profesionales especializados en esta terapéutica que pueden ayudarte.

Fotos | GovBa

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*