Cómo combatir gripes y catarros

gripe

Durante los meses de invierno es casi seguro que en algún momento tú, o algún miembro de tu familia, cojáis una gripe o un catarro. Estas dos enfermedades afectan a las vías respiratorias y son producidas por diferentes tipos de virus, por lo que no pueden ser tratadas con antibióticos. La gripe y los catarros suelen ser leves aunque muy molestos, a menos que el enfermo sea un anciano, un paciente con alguna afección crónica o un bebé muy pequeño. En este caso una infección respiratoria leve puede convertirse en algo más serio como una bronquitis o una neumonía.

La gripe y los catarros son bastante contagiosos, ya que se transmiten por el aire, a través de la saliva con la tos, los estornudos o simplemente al hablar y también al tocar objetos contaminados por el virus (porque alguien los haya tocado antes, por ejemplo).

En el caso de los niños, además, al estar muchas horas en el colegio o guardería y tener el sistema inmune poco desarrollado el contagio de gripes y catarros está prácticamente asegurado durante los meses de invierno, ya que con el frío estos virus proliferan. Las aglomeraciones de los centros comerciales o de los transportes públicos también favorecen el contagio de estos virus.

Las medidas y hábitos de higiene y de alimentación saludable son la mejor garantía para evitar en lo posible “pillarse” una gripe o un catarro durante el invierno, por eso es también importante que eduquemos a nuestros hijos en este sentido. Lavarse las manos frecuentemente, taparse la boca al toser o estornudar, ventilar la casa, mantenerse hidratado, dormir y comer bien es fundamental para minimizar los riesgos de coger la gripe o de constiparse.

Los síntomas de gripes y catarros son muy característicos: dolor de cabeza, congestión nasal, tos, estornudos, dolor muscular y fiebre son los primeros indicios de que algo no anda bien y para reducir los días de enfermedad lo mejor es meterse en la cama a descansar y evitar en lo posible ir a trabajar o al colegio, también para impedir que el virus se propague a los compañeros.

La homeopatía ayuda al alivio sintomático de gripes y catarros desde el momento en el que aparecen los primero indicios de estas patologías. Los medicamentos homeopáticos son aptos para toda la familia, no producen somnolencia y son compatibles con otros fármacos. Si tienes dudas o síntomas de gripe o catarro consulta enseguida con tu médico o farmacéutico.

Para más información también podéis consultar nuestra web Cierra la puerta a la gripe o ver el vídeo que os dejamos a continuación. Por un invierno libre de gripes y catarros.

Foto | phalinn

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*