Tips para superar la astenia primaveral

astenia primaveral

¿Llega la primavera y a ti lo que te apetece es meterte en la cama y no volver a salir hasta julio? ¿Estás cansadísima y triste y no entiendes que brille el sol y la gente ya esté de cañas por las terrazas? La astenia primaveral es uno de los trastornos afectivos más frecuentes. El cambio de horario, las hormonas, los cambios en la luminosidad del sol…, nadie sabe exactamente porqué cuando llega la primavera algunas personas nos sentimos cansadas y tristes, aunque parece que todo tiene que ver con el sol y cómo éste afecta al hipotálamo.

La astenia primaveral es un trastorno leve (no hay que confundirlo con la depresión ni con el trastorno afectivo estacional) y es pasajero. La astenia primaveral se manifiesta como una sensación de cansancio o fatiga que aparece al llegar esta estación del año. Además puede venir acompañada de otros síntomas como:

– Apatía o falta de energía para desarrollar actividades
– Tristeza sin causa aparente
– Pérdida del apetito
– Disminución del deseo sexual
– Disminución de la concentración y pérdida de memoria
– Irritabilidad, mal humor o cambios en el estado de ánimo
– Malestar general y dolor de cabeza
– Hipotensión arterial

Afortunadamente el trastorno es pasajero y en unos días se pasa, sobre todo si te cuidas y más aún si has puesto medios para prevenirlo. Para reducir las molestias de la llegada de la primavera lo mejor es que seguir unos consejos básicos de salud:

1. Mantén horarios saludables. Aunque anochezca más tarde tienes que seguir durmiendo las mismas horas, dormir lo suficiente es importante no solo para evitar la astenia primaveral sino para toda la salud en general
2. Come bien. Frutas y verduras frescas ayudan siempre a tener un bueno tono físico y anímico. Además aportan vitaminas especialmente necesarias si padeces este tipo de molestias
3. Algunos alimentos como el aceite de oliva o los quesos frescos ayudan a elevar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, que puede estar algo baja en personas con esta clase de trastornos
4. Haz algo de ejercicio, sobre todo si te gusta, esto también aumentará la serotonina y las endorfinas, otros neurotransmisores relacionados con el bienestar
5. Las personas estresadas suelen sentirse peor, no sólo en primavera. Vigila tu estrés y mantenlo a raya. Un poco de yoga, meditación o actividades que te resulten relajantes también te ayudarán con la astenia primaveral.

Y por último recordarte que la homeopatía te ayuda a aliviar las molestias o los síntomas relacionados como el estrés o la ansiedad. Consulta con tu médico sobre todo si los síntomas son muy acusados o permanecen durante muchos días. La homeopatía puede ser una opción, no dudes en informarte.

Foto | G. OZCAN

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*