Semana Mundial de la Lactancia Materna

smlm13

Esta semana también se celebra, sólo en España, la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este año estaba dedicada a todas esas mujeres que prestan su apoyo a otras, la gran mayoría de las veces de forma gratuita, voluntaria y desinteresada, cediendo su tiempo, sus conocimientos y muchas veces atención a sus propias familias para ayudar a cualquier mujer que tenga dificultades en su lactancia.

En estos nueve años de maternidad he conocido a muchas. Entusiastas, inquietas, actualizándose constantemente, apasionadas, comprometidas y sobre todo generosas, están por todas partes, y por supuesto ejercen una enorme labor en las redes.

Muchas veces vilipendiadas, las llamadas talibanas de la teta, son las grandes artífices del aumento de las tasas de lactancia no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. Ni UNICEF, ni las campañas de apoyo gubernamentales que casi nunca cuentan con mucho más que dinero para panfletos, ni la OMS, ni Bruselas prohibiendo fotos de recién nacidos en las leches artificiales, ni las leyes de Venezuela, ni la gran mayoría de pediatras, las lactivistas son las que se merecen todo el agradecimiento.

No puedo mencionarlas a todas. Tras nueve años alguna se me olvidará. Pero no quiero dejar pasar esta oportunidad sin acordarme de la mía. Mariajo, que a través de un foro de Internet que probablemente ya ni exista y durante mi primera lactancia, cuando yo lo único que yo sabía hacer bien con respecto a la lactancia era agobiarme, me dio el mejor consejo que me han dado nunca – y no sólo para esto de la teta – el que yo necesitaba y el que si se sabe entender probablemente sea la clave para muchas: tira el reloj.

A Mariajo y a todas las talibanas de la teta, gracias. Por vuestra dedicación, por vuestro tiempo, por vuestro apoyo, por vuestro amor. Porque estas cosas sólo se hacen por eso.

Feliz Semana Mundial de la Lactancia Materna

Foto | Rafael Goetter

0
1

1 Comentario

  1. noelia-chupetes con nombre 11 Octubre 2013

    Un gran articulo y un gran aplauso a todas esas mujeres a las que mencionas que tanto nos ayudan.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*