Seis tips de seguridad en piscinas

piscinas

Ya llega el verano, el calor, las vacaciones y la temporada de piscinas. La verdad es que después de todo el año trabajando ya estamos todos, niños y mayores, deseando que lleguen las vacaciones, poder despertarnos cuando queramos y sobre todo, poder refrescarnos, nadar y jugar en el agua, una de las actividades más relajantes y más sanas que podemos practicar. La temporada de piscinas es la mejor del año, sobre todo para los niños, no tanto para las madres que, sobre todo si son muy pequeños, más que disfrutar nos pasamos el mes en tal estado de alerta que ni el mejor socorrista nos iguala en atención y concentración.

Y es que las piscinas son divertidas, pero hay que usarlas con cuidado y sentido común.

Hoy os traemos unos consejos fáciles para hacer de la temporada de piscinas uno de los mejores momentos del año para todos. Esperamos que os sean útiles.

1. Por supuesto el principal peligro en una piscina es el del ahogamiento. Las piscinas modernas suelen tener una valla de seguridad que impide que los niños entren en la zona de piscina solos sin pasar por la zona del socorrista. Situarse cerca de la puerta puede impedir que el niño se te despiste en un momento y se cuele.

2. Además los niños muy pequeños deben estar siempre provistos de protecciones. Sigue las instrucciones de uso de cada artículo y sobre todo ajústate a las especificaciones por edad. Si un flotador dice que es para mayores de tres años es porque es para mayores de tres años. Consulta en establecimientos especializados y no olvides revisar que las protecciones hinchables no estén pinchadas, sobre todo si las guardas de un año para otro.

3. Los bebés muy pequeños, menores de tres años, pueden ahogarse en zonas con muy poca profundidad de agua. Esto ocurre porque al caer bocabajo pueden aspirar agua involuntariamente hacia los pulmones. Los menores de tres años deben tener vigilancia constante.

4. Otro de los peligros frecuentes en las piscinas son los resbalones. Para evitarlos no queda más remedio que adquirir zapatillas adecuadas y enseñar a los niños a no correr por los bordes de las piscinas. Los niños muy pequeños pueden llevar escarpines en lugar de chanclas, que se ajustan al pie y además no son fáciles de quitar. Ir calzado por las zonas comunes también reduce el riesgo de contraer hongos o papilomas, muy comunes en estas fechas.

5. Usar protección solar. El riesgo de quemaduras es otro de los asuntos de seguridad importante. Los bebés de menos de seis meses no deberían tomar el sol de forma directa. Y los mayores hemos de evitar las zonas centrales del día y usar protección alta, siempre, niños y adultos. Los niños además deben llevar gorras para proteger la cabeza y llevar camiseta todo el tiempo posible.

6. El último tema a tratar son los ojos. Cuidar los ojos se convierte en una prioridad durante la temporada de piscinas. Usar gafas de sol adecuadas es importante tanto para niños como para mayores. Y para evitar las molestias ocasionadas por el cloro puedes recurrir a una solución oftálmica. Euphralia, de Laboratorios BOIRON, es una solución oftálmica utilizada como limpiador ocular en caso de irritación, molestias oculares o sequedad ocular ligera de origen diverso, para adultos y niños a partir de un año.

Disfruta de las piscinas con seguridad.

¡Ya no falta nada!

 

 

Foto | Jason Tromm

 

 

0
2

2 Comentarios

  1. piscinas de niños 31 Diciembre 2015

    Se les agradece estas importantes recomendaciones, sobretodo ahora que viene el verano y el uso de piscinas es más frecuente.
    Un saludo!
    Daniela

  2. Dalcover 19 Abril 2016

    Genial información. Muchas gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*