Mi hijo no quiere comer en el comedor escolar, ¿qué puedo hacer?

comedor

Una de las desventajas de la vida moderna es que las familias casi nunca pueden comer juntas, al menos entre semana. Los comedores escolares, tal y como está diseñada la sociedad actual son fundamentales para casi todas las familias en las que ambos progenitores trabajan durante jornadas largas y casi siempre discontinuas, y comen fuera de casa. Comer en el cole es una necesidad, sobre todo para los padres, pero a muy pocos niños les entusiasma. ¿Tú recuerdas la comida de tu colegio?

Es verdad que la comida escolar de ahora tampoco es tan horrible como la de nuestros tiempos, los menús escolares suelen ser variados e incluso en muchos casos pueden considerarse hasta saludables, algunos niños comen mejor cuando comen en el cole y en algunos colegios el cocinero decidió no volver a hacer coliflor porque nadie se la comía, además de que comer en el comedor escolar te proporciona estrategias variadas para escaquearte de lo que no te gusta que después a lo largo de la vida pueden serte útiles en otras situaciones. Vaya, que como dice el dicho, lo que no mata engorda. Pero también es verdad que a la mayoría de los niños la comida del cole no les gusta nada.

Dar la opción a tus hijos de comer en casa siempre es una buena idea si tienes tiempo. No hay nada como la comida de mamá, en eso estaremos todos de acuerdo, aunque ahora la madre eres tú y, aunque organizarse es complicado no es imposible. Si estás en casa tal vez te interese llevar a los niños a comer a casa, sobre todo si ellos mismos te lo piden o te informan de que están muy incómodos en el comedor escolar. Porque la mayoría compensan el hecho de comer en el cole con la diversión del recreo de después.

En este caso, y si la opción de comer en casa no está a tu alcance, hay que estar atento. El problema de los comedores escolares suele ser la rigidez y la falta de opciones. Ya sabemos qué son las lentejas, que si quieres las comes pero que en algunos coles si no quieres no te las puedes dejar. Tener claro que no todos los niños comen lo mismo y que nunca se debe obligar a un niño a comer es el primer consejo sobre alimentación para padres que todos deberíamos tener grabados, también los cuidadores de comedores escolares.

Si tu hijo te viene manifestando de alguna forma que no quiere comer en el cole (por ejemplo porque tiene dolores de tripa constantes, en el colegio te informan de que vomita frecuentemente, o él mismo te lo dice) lo mejor es tratar de averiguar si está pasando algo. Algunos niños comen poco y en algunos sitios los “malos comedores” no lo pasan demasiado bien. Tú eres quien mejor conoce a tu hijo. Y también eres tú quien tiene no sólo la responsabilidad de cuidar de su salud, sino también el derecho a decidir cómo quieres que traten a tu hijo en el comedor escolar.

La comida no es sólo alimento, también es una actividad de socialización. Llevarse bien con la comida desde pequeños es imprescindible para no tener problemas alimentarios después y el momento de la comida ha de ser relajado e incluso divertido, sin estrés y por supuesto sin amenazas o chantajes. Con la comida no se juega.

Si tu hijo tiene algún problema en el comedor escolar lo mejor es que tú informes personalmente a los cuidadores de cómo quieres que traten a tu hijo a la hora de comer. Manifestar, por ejemplo, que no quieres que a tu hijo se le obligue a comer, nunca, es tu derecho y suele ser suficiente para acabar con los problemas. Si el problema persiste consulta con tu pediatra para descartar alguna posible alergia alimentaria.

Establecer una buena dinámica de relación con los alimentos es la base de unos buenos hábitos alimentarios. A veces en los comedores escolares es difícil respetar las necesidades individuales de cada niño, pero hablando se entiende la gente. Tanto en el comedor como en todos los temas relacionados con el colegio establecer un buen diálogo con los responsables de tu hijo durante la jornada escolar es imprescindible para que todo vaya lo mejor posible.

Además, te recordamos que la homeopatía te ayuda también a tratar trastornos relacionados con la alimentación de tus hijos. Consulta con tu médico si tu hijo padece algún trastorno digestivo e infórmate sobre las opciones de la homeopatía para tratar este tipo de patologías.

Foto | Pink Sherbet

0
2

2 Comentarios

  1. Sonia 18 noviembre 2015

    Me ha gustado el artículo mucho. Me gustaría saber si realmente los padres tenemos derecho a que no se obligue a nuestros hijos a comer si no quieren , y si eso fuera así, me prod rías proporcionar algún documento para mostrar en el colegio?
    Muchas gracias.

  2. Mónica 1 febrero 2016

    Hola yo tengo un chico de 10 años y come muy poco pero es un chico sano con mucha energía. En comedor le están obligando en comer y si le costa más le castiga sin recreo.Le he aviador verbal y escrito a la monitora pero ella sigue forzan Querodole que puedo hacer? Quiero sacarle de comedor porque además de obligarla le han dado un pescado del día anterior según ella para castigarle por no comer pescado .El chico tiene beca de comedor y me dicen que si lo doy de baja voy a pagar los meses que quedan.es normal? ??

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*