Parto instrumental con fórceps

Parto instrumental con forceps

 

La tocología es la ciencia que se ocupa del parto y sus complicaciones y la tocurgia es la tocología operatoria.

Como todos sabéis, se considera que un parto es normal cuando el bebé ha nacido por vía vaginal y sólo con la ayuda de los pujos maternos. A veces, es necesario una “ayuda extra” y, para que el bebé pueda nacer hay que utilizar algún instrumento.

En el post de hoy vamos a hablar del fórceps, uno de los instrumentos más utilizados en el campo de la tocurgia.

El fórceps tiene forma de tenaza, son dos ramas fenestradas que se articulan y hacen presión sobre la cabeza fetal para conseguir su extracción. Actúa como una palanca de tercer género. Fórceps, en inglés, significa pinza.

Hay muchos modelos y tipos de fórceps, cada uno es adecuado para un tipo de parto diferente. El obstetra que esté en el parto será quien decida cuál es el más idóneo en cada caso.

Los más frecuentes son Kjelland, Naegle, Pipper, o Simpson, entre otros.

Este instrumento funciona por tracción, además ayuda, si es necesario a terminar de rotar la cabeza del bebé, por lo que también es rotador. Hay autores que consideran que también protege la cabeza fetal.

Para que el parto instrumental transcurra con éxito es fundamental que, además de la tracción que realice el ginecólogo la madre empuje cuando la matrona se lo indique.

¿Cuándo está indicado utilizar un fórceps?

Se puede utilizar cuando la cabeza del feto no ha terminado de rotar y, por lo tanto, no consigue bajar y poder salir.

También en aquellos casos en los que la pelvis materna no sea muy favorable y a la cabeza fetal le cueste adaptar sus diámetros para encontrar el “camino de salida”.

A veces, cuando la mujer lleva muchas horas de parto, el útero se cansa y las contracciones cesan o disminuyen de intensidad.

En el caso de que por causas maternas o fetales no se pueda esperar el tiempo que necesita el feto para salir al exterior o que, la madre, por alguna patología no pueda empujar, se utilizar el fórceps.

El fórceps es un instrumento que, bien utilizado, no daña a la madre ni al feto.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*