El estrés en las grandes celebraciones

comuniones

 

Los meses de mayo a septiembre son la época en la que más fiestas familiares se celebran. Bodas, bautizos y comuniones son típicas de estos meses y, dependiendo de la edad que tengas, se suceden una detrás de otra a veces sin solución de continuidad. ¿Te casaste? Ahora les toca a todos tus amigos, que después tienen  niños, que luego hacen la comunión. Es un no parar. Este tipo de fiestas que antes se celebraban con más discreción están definitivamente de moda y se celebran cada día más, con más boato y más trabajo. Y más estrés.

Las fiestas son divertidas pero organizarlas tal vez ya no tanto. Sobre todo para los protagonistas…, y para sus padres.

Las grandes celebraciones, principalmente las bodas, pero también las comuniones y los bautizos, son esas ocasiones que deberían ser muy muy felices y que sin embargo generan un montón de estrés a todo el mundo. Que el estrés te fastidie la fiesta no tiene nada de gracia, sobre todo si es tu fiesta, pero tampoco si es el día grande de tus hijos. Los recuerdos que quedan del día de tu boda o de tu comunión o la de tus niños permanecen para siempre, son días importantes y hay que cuidarlos para que salgan bien. La ansiedad es una reacción natural del organismo pero puede aguarte la fiesta, así que mejor tenerla a raya.

Llevar hábitos de vida saludables es la mejor receta contra el estrés. Comer y dormir bien y hacer algo de ejercicio es fundamental para estar sano y tener el estrés bajo control. Dedicar algo de tiempo a uno mismo y realizar actividades relajantes y creativas debería estar en las agendas de todo el mundo. Pero a veces no es suficiente.

Aprender a manejar el estrés también es útil para estas ocasiones tan especiales. La homeopatía puede ayudarte a calmar los síntomas del estrés también cuando están asociados a estas grandes celebraciones. La ansiedad provoca síntomas diversos, desde la típica sensación de nerviosismo hasta jaquecas, hinchazón, náuseas y sarpullidos. La homeopatía te permite tratar cada trastorno de forma individualizada.

Foto | Charo Guijarro

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*