8 Consejos para cuidar de ti misma y hacer mas feliz a tu hijo

cuidarse a una misma

Las madres somos impresionantes, pero no, no podemos con todo. Por mucho que nos digan las revistas, por más que nos alaben el día de la madre, ni podemos con todo ni tenemos que hacerlo. Si eres madre lo sabes, lo que más te preocupa son tus hijos. Quieres que estén sanos, que coman bien, que hagan los deberes, vayan a extraescolares que les gusten, quieres dárselo todo y que sean felices. Corres, trabajas, vas y vienes del colegio, preparas los desayunos, tres cenas distintas, pones la lavadora, te ocupas de llamar a tu suegra, sabes cuándo hay revisión de pediatra, sacas de un marrón a tu jefe y encima te dicen en la tele que tienes que estar guapa y perfecta.

A nuestra generación nos vendieron la idea de las superwoman. Madres elegantísimas que salen de la reunión y llevan a los hijos al partido sin olvidarse de sacar al perro, limpiar la arena de la tortuga y de camino a casa comprar un centro de mesa precioso mientras hacen yoga facial en el todoterreno. Y al llegar a casa unos cupcakes. Sin ansiedad ni nada. Ni podremos llegar jamás a ser así ni tenemos que hacerlo. El principal consejo de crianza es que para tener niños felices su madres deben estar felices. Así que hoy os dejamos unos consejos para que cuidéis de vosotras mismas.

1. Delega. Obviamente tú eres la mejor madre del mundo, la que mejor consuela y tus besos curan todos los males, no hay nadie que pueda sustituirte en eso, pero las lavadoras las puede poner cualquiera. El reparto de las tareas domésticas es una asignatura pendiente en las parejas españolas. No te la dejes para septiembre.

2. Olvida el perfeccionismo de revista. Esas madres no existen. Las buenas madres se cansan y se enfadan y a veces no van ni elegantes ni peinadas.

3. Date permiso para estar mal a veces. Para no llegar a todo y no planchar los vaqueros.

4. No pidas ayuda, exige colaboración. Cuidar a la gente no es sólo obligación tuya, toda la familia debe colaborar.

5. Haz cosas que te gusten. Cuidarse a una misma no significa hacer dieta, comprar cremas carísimas para la celulitis o hacer deporte para poder ponerse un bikini, cuidar de una misma significa encontrar un espacio y un tiempo en el que hacer cosas que te hagan feliz, sin pensar en nadie más. El autocuidado no es egoísmo, es fundamental que las madres estemos contentas para que las familias funcionen.

6. Recuerda muchas veces lo bien que lo haces. Prueba a hacer una lista de todas las actividades que llevas a cabo en un día ¿crees que no son suficientes?

7. Deja para mañana lo que no puedas hacer hoy. Los platos sin fregar no son el fin del mundo, sólo son unos platos sin fregar.

8. Quiérete mucho. Es lo más importante.

Foto | Moyan Brenn

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*