Cosas que cambian después de ser madre

maternidad

La madre es el único animal que tropieza dos veces con el mismo orinal: a la ida y a la vuelta. ¡Es que si enciendes la luz se te despiertan!

¿Entras en una habitación desconocida e inmediatamente tus ojos detectan: todos los enchufes sin protección, el escalón que separa el salón en dos niveles, la ventana mal cerrada, la arruga de esa alfombra y todos los cables con los que alguien podría tropezarse y esa cosa de ahí que es diminuta y que cualquiera podría tragarse? No hay duda: eres madre – afinando un poco casi se podría decir que eres madre de un pequeño gateador compulsivo, o de alguien que está aprendiendo a andar. La maternidad te cambia la vida. Mucho.

Hoy os traemos una selección de las 10 cosas que más cambian después de ser madre. ¿Se os ocurre alguna más? Seguro que muchas.

1. Te has vuelto experta en detectar peligros
2. Te has vuelto precavida para que en tu bolso siempre encuentres lo que necesitas: un caramelo, un juguetito, un chupete…
3. Antes eras diestra, o zurda. Ahora has perdido la lateralidad; con la derecha haces la lista de la compra y con la izquierda peinas a alguien. Además lo mantienes quieto con el poder de tu mente. En un par de meses podrás hacer trenzas a una sola mano, mientras hablas con tu madre por teléfono.
4. Escuchas por los dos oídos. Conversaciones distintas. Y las entiendes. ¿Equipos de sonido envolvente? Ahora tienes todos tus sentidos al servicio de los demás.
5. En materia de alimentación sabes aprovechar todo y de unos simples restos haces grandes platos.
6. Recuerdas cómo se hacían las divisiones de tres cifras y las raíces cuadradas. Y los afluentes del Tajo, por la derecha y por la izquierda. Tus hijos se sienten seguros porque mamá lo sabe todo.
7. Puedes hacer cualquier cosa mientras les das de comer. Incluyendo tuitear
8. Espantas insectos que antes te daban pavor
9. Estás siempre disponible, piensas que ya no necesitas dormir, aunque esto es un decir, porque sabes que tu descanso es importante para los tuyos.
10. Eres feliz sólo con ver a tus hijos felices

Psicóloga, enfermera, mediadora en conflictos, profe de mates, cocinera, taxista, diseñadora de disfraces imposibles, experta en manualidades y purpurinas, hechicera que cura las pupas y espanta a los monstruos con besos…Dicen que el cerebro de las mujeres cambia cuando nos convertimos en madres y puede que tengan razón. Las madres somos “otra especie”. Pero además de cambiarte el cerebro, la vida de darte ese nuevo superpoder que consiste en ver por la nuca, la maternidad puede cambiarte y volverte del revés principalmente a ti. Y sobre todo, sobre todo te regala una enorme capacidad para amar.

Disfruta de tu nueva etapa, digan lo que digan, es preciosa.

Foto | be creator

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*