3 Preguntas clave sobre las grietas en los pezones

grietas-pezones

 

Las grietas en los pezones son pequeñas heridas que aparecen en muchas madres lactantes y que producen bastante dolor durante el tiempo que dura la toma, tanto que en muchas ocasiones es uno de los motivos de abandono de la lactancia. Te ayudamos respondiendo a todas las preguntas clave que te harás al respecto.

1)      ¿Por qué se producen?

Normalmente en la mayoría de los casos las grietas aparecen a consecuencia de un mal agarre de la boca del bebé al pezón de la madre durante la toma.

El dolor que producen las grietas es muy variable y en algunas mujeres resulta insoportable, pero si se deja de dar el pecho se corre el riesgo de que se deje de producir leche. Lo ideal en estos casos, es tener mucha paciencia y seguir los consejos que daremos más adelante. Hay mamás que extraen la leche del pecho que tienen tan dolorido y le dan esa leche con una cuchara o jeringa a sus bebés para que no desechar la leche materna y seguir produciendo leche. Realmente, es la succión del mismo bebé la que más favorecerá esa producción.

2)      ¿Qué puedo hacer para curar los pezones agrietados?

El primer paso de todos es revisar la toma haciendo hincapié en la forma de succionar que tiene el bebé y cómo agarre éste el pecho. Procura que el pezón está en la mitad de su boca y que no sólo toma el pezón sino que también agarra la areola o parte de ésta. Si colocas a tu bebé muy próximo a ti, tripita con tripita y dejas su cabeza alineada con el resto de su cuerpo, te será más fácil. Una vez corregida la postura, las heridas irán cicatrizando poco a poco, curando en unos días.

Si observas que ha agarrado sólo el pezón, de forma que está succionándolo directamente y provocando dolor, métele el dedo meñique en la boca para retirarle del pecho y vuelve a intentarlo. No importa las veces que debas repetir este paso, lo importante es que el agarre al final sea el adecuado y el resto de la toma se desarrolle bien.

Otros puntos que tendrás que tener en cuenta están relacionados con la higiene y cuidados directos sobre el pecho:

  • Mantén los pezones lo más secos posible. Tenlos expuestos al aire en la medida que sea posible y sobre todo después de la ducha y de haberle dado la toma.
  • Utiliza alguna crema específica que ayude en la cicatrización de las heridas. Utilizar unas gotitas de la propia leche al final de cada toma también es muy útil.
  • Puedes también emplear medicamentos homeopáticos que ayuden a cicatrizar las heridas. La homeopatía puedes tomarla en gránulos o aplicarla localmente. Consulta previamente con tu profesional de la salud formado en homeopatía para elegir el mejor tratamiento.

3)      ¿Puedo preparar los pezones en mi próximo embarazo para evitar tener grietas?

El pecho está perfectamente preparado para que la lactancia materna sea exitosa. Pese a que hasta hace un tiempo se aconsejaba masajear el pecho durante el embarazo, estimular los pezones y aplicar cremas, ahora mismo no es realmente necesario.

Lo que sí es realmente crucial para que tu lactancia materna sea positiva es que cuentes con información profesional y mucho apoyo en tu entorno. Si consigues encontrar la postura correcta para los dos en los primeros días evitarás un gran porcentaje de posibilidades de tener grietas. Busca ayuda en tu matrona o una asesora de lactancia los primeros días para comprobar que la toma se está haciendo bien y simplemente dedícate a disfrutar de esta experiencia.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*