Vuestras experiencias: lactancia materna en la vida real

lactancia materna en la vida real

Como no podía ser menos, este mes y ya que en España se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, desde Ser Mamás nos gustaría escuchar vuestras historias de lactancia.

Lactancias múltiples, lactancias en prematuros, relactaciones, lactancias inducidas…la verdad es que las historias de lactancia dan para escribir varios libros (y alguno hay ya). Grietas, mastitis, malos agarres, frenillos, tomas interminables, tomas nocturnas, lactancia en público, lactancias prolongadas…las madres lactantes podríamos hablar por años de nuestras lactancias y yo lo sé por experiencia.

Con dos lactancias difíciles a mis espaldas, con inicios muy alejados del ideal, las cesáreas, la UCIN, con mis éxitos finales; con ocho años de lactancia casi ininterrumpida, tengo tanto de qué hablar que cuando empiezo no acabo (suerte que puedo escribir en este blog, mis amigos y parientes lo agradecen) y además me encanta. Porque sé, y es algo de lo que de verdad me siento orgullosa, que mi historia es parte del éxito de algunas otras mujeres.

Y ya que este año además la Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebró en homenaje a todas esas mujeres que ayudan, no creo que haya mejor idea que compartir todas vuestras historias. Para las que vengan. Porque uno de los principales escollos con los que se encuentra una madre primeriza que quiere dar el pecho es precisamente la falta de historias.

En estos momentos la cultura de la lactancia está prácticamente perdida en Occidente. Lo normal, que es dar la teta, ha pasado a considerarse extraño. Casi ninguna madre primeriza ha visto a otra mujer amamantando. Y ésa es precisamente una de las razones por las que tantas lactancias fracasan. Compartir tu historia, sea bonita o no, haya sido un éxito o no, fuera sencillo o no, es un estupenda manera de curar heridas, recordar momentos, analizar hechos y sobre todo de ayudar a otras.

Si diste el pecho o lo intentaste, nos encantaría contar contigo. Tus vivencias, tus sentimientos, tus consejos…¿Fue tu lactancia fácil? ¿Te dejaron experimentar el agarre espontáneo? ¿Tuviste grietas? ¿Qué usaste para curarlas? ¿Sabes que existen medicamentos homeopáticos que pueden ayudarte con estos problemas? ¿Qué experiencia tienes con la homeopatía en este aspecto? ¿Necesitaste apoyo? ¿Quién te ayudó más?

Queremos, como Stacie Turner, compartir las historias de la lactancia materna en la vida real.

Te esperamos.

Foto | Pusteblumenland

0
2

2 Comentarios

  1. yademasmamas 18 octubre 2013

    A mi niña mayor le di pecho hasta los 16 meses. Ahora con la pequeña llevamos casi 7 mesew pero con mi reincorporscion esta siendo duro. Me han trasladado a bastsnte distancia y tengo que sacarme leche en el trabajo si quiero tener para dejarle en mi ausencia.
    Ademas las primeras semanas estuve al borde de la mastitis con sofocos dolores y hasta erupciones. A ver si pasamos el bache y podemos seguir hasta que cumpla 2 años que es mi meta.
    Rocio

  2. Raquel 20 octubre 2013

    La verdad es que después de un embarazo difícil no quería plantearme expectativas sobre la lactancia quise ir día a día. Tuve una subida de leche rápida (con la niña al pecho a todas horas en el hospital). Tuve un primer mes muy duro,grietas,sangrado de los pezones… Y ahí descubrí que iba a ser insistente en dar la teta,je,je. Utilicé pezoneras,que son muy incomodas la verdad,pero curé las grietas. Entretanto a los 10 dias de vida llevé a mi hija a urgencias porque no paraba de llorar,el médico la mira y me dice que tiene hambre y que le dé suplemento. Quise ser responsable y por lo que creía su bien se lo di, fueron días duros,pero mi hija era más lista que yo y no lo quería. Al final sólo tomaba 40ml al día y dejamos de intentarlo.Justo coincidió con mis pezones curados y a partir de entonces pan comido. Ahora tiene 15 meses y sigue mamando a demanda (estoy en paro y puedo dedicarle todo el tiempo, no hay mal que por bien no venga).Hacemos colecho desde sus 2 semanas y así seguiremos hasta que se quiera ir. Y de la lactancia qué decir,no tengo plazo,vivo al día, pero ahora creo que mamara hasta que ella quiera, es nuestro momento,nos hune y a ella le va muy bien,es una niña sanísima y en percentiles de más de 95. Que más puede pedir una madre. Si tenéis problemas no os rindais,pero si lo hacéis nunca os arrepintais, seguro que lo hacéis por el bien de vuestros hijos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*