Vuelta a la rutina, ¿cómo puede ayudar el magnesio?

Es otoño y es normal que te cueste un poco volver a la rutina del trabajo y el curso escolar pero no te alarmes, este proceso de adaptación será algo pasajero que no durará más de dos semanas. Puede que sientas estrés, tristeza o irritabilidad. Todo ello se verá incrementado si tienes niños pequeños y ellos también vuelven al cole después de tres meses de pura diversión y ocio. No es un proceso fácil para nadie y por ello queremos darte algunos consejos para hacer la vuelta al trabajo y al cole lo más amena posible.

  1. Planea tu vuelta al trabajo. Dedica tiempo a llevar a cabo un periodo de adaptación. No bajes del avión un domingo por la noche y te incorpores el lunes. Es preferible que vuelvas unos dos o tres días antes para recuperar tu rutina diaria antes devolver al trabajo. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.
  2. Seguro que tendrás un montón de correos por leer y muchas tareas atrasadas por hacer. Comienza por las que te resultan más agradables y las labores más sencillas. Esto te servirá para ir adaptándote a tu ritmo de trabajo.
  3. Intenta mantener unas rutinas de sueño. Respeta las ocho horas necesarias para que tu cuerpo y cabeza rindan bien.
  4. Aparte de trabajar y descansar también te mereces momentos de ocio. Reserva tiempo para divertirte. Un café con amigos, aunque parezca simple, hace muy bien a la salud.
  5. Aprovecha tu tiempo libre para practicar deporte. Está más que comprobado que la actividad física libera endorfinas y, a su vez, potencia el buen humor y el optimismo. Aunque no practiques ningún deporte en concreto puedes ponerte las zapatillas y salir acorrer. Tu salud física y mental mejorarán de forma notable.
  6. Reduce y modera tu consumo de alcohol. Ya no estás de vacaciones y no es recomendable que sigas con esa copita que te tomabas después de cenar en el restaurante al lado de la playa. El abuso de alcohol afecta negativamente a nuestro rendimiento laboral.

Teniendo en cuenta todo lo anterior no te olvides mantener una actitud positiva y huir de los pensamientos negativos. Busca alternativas que te hagan sentir mejor. Si pasados unos días, la sensación de fatiga o cansancio permanece puede tratarse de uno de los síntomas de déficit de magnesio… Ante estas situaciones existen suplementos: “en una suplementación con magnesio es importante la elección delas sales de magnesio, para que aseguren un aporte óptimo en magnesio (como el carbonato) y una buena tolerancia digestiva (como el glicerofosfato)[1] [2]. Además, el magnesio contribuye a disminuir la fatiga y al funcionamiento normal de los músculos[3]».

 
[1] Driessens FCM, et al. On formulas for daily oral magnesium supplementation and some of their side effects. Magnesium Bulletin 1993; 15:10-12.

 [2] Mettey R, et al. Severe selective magnesium malabsorption: tests of tolerance of oral magnesium supplements. Magnesium Res 1990; 3:291-295.

 [3] Reglamento (UE) Nº432/2012 de la comisión del 16 de marzo de 2012.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*