Bebés de libro. Malena es un nombre de tango

24809217

Hace unos días alguno de mis contactos publicó el segundo parto de Doris Lessing (premio Nobel de literatura) en FaceBook. Un parto malo del que esta mujer aprendió ya hace más de cincuenta años que una de las cosas más dolorosas que pueden sucederle a una mujer en esta vida es que la separen de su bebé nada más nacer.

En la literatura cada vez hay más partos. Más que nada porque cada vez las mujeres escribimos más. Aunque el que más me impactó fue aquel “Un milagro en equilibrio” de Lucía Etxebarria, toda una novela dedicada a la maternidad, hoy me recuerdan que otras mujeres han hablado sobre partos. Y tengo uno que me toca en especial.

Malena es un nombre de tango. Un embarazo difícil, en una mujer compleja, que acaba con el nacimiento de un niño prematuro y de bajo peso, anticipado, previsto por la madre, a través de una intuición que muchas hemos vivido. Con intención de releerlo para reflexionar os dejo un extracto, para ir abriendo boca. ¿Qué os parece?

“Me faltaban más de tres semanas para salir de cuentas, pero ya no sabía de qué cuentas tenía que fiarme. El ginecólogo, un tipo optimista, se había mostrado de acuerdo con el ecografista en que no convenía preocuparse antes de tiempo. Seguramente no estás de siete meses, sino de seis, me dijo, te repetiremos la ecografía dentro de unos días, y si no nos gusta el resultado, te provocaremos el parto, pero todo está bien, no te preocupes…Santiago, sus hermanas, mis padres, todo el mundo, optaron por creer en su palabra. Yo no. Yo sabía que el niño no crecía, pero me guardaba la angustia para mí sola porque quería creer lo contrario, necesitaba creer lo contrario, y decir la verdad habría sido como desafiar a la suerte”

¿Os acordáis de más bebés de libro?

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*