Puerperios I

puerperios

Estoy asistiendo con pasmo al principio del fin de mi puerperio. Según Laura Gutman, psicóloga y autora de libros como “Puerperios y otras exploraciones del alma femenina” el puerperio es esa etapa en la que la madre y el niño permanecen unidos por una relación casi simbiótica, en la que ambos se necesitan casi con la misma intensidad. Esta definición, por los mismos motivos que casi todo lo relacionado con la salud y sexualidad femenina, no coincide con la definición de postparto de la cultura popular.

Según la medicina moderna el postparto dura unos cuarenta días, la famosa cuarentena, en la que el útero va volviendo a su tamaño, se curan las cicatrices que dejó la placenta, se cierra el cuello del útero y los niveles hormonales se van normalizando.

En la realidad, cuarenta días son más o menos los necesarios para que la lactancia materna se establezca y la producción de leche se estabilice en función de las necesidades y las señales del bebé. Si eres madre lactante lo más posible es que pasados esos cuarenta días el pecho ya no esté tan,…enorme. Muchas mujeres asocian este momento a una falta de producción de leche, cuando lo que sucede en realidad es que la oferta se ha igualado a la demanda. Aunque no lo creas, tener el pecho muy inflamado no es signo de una buena técnica de lactancia, más bien puede significar todo lo contrario, que estás espaciando las tomas y la leche se acumula demasiado, o que no hay un buen enganche y la succión es ineficaz. Las madres que practican el piel con piel y la lactancia a demanda desde el primer momento tienen menos probabilidades de sufrir ingurgitaciones y mastitis por acumulación de excendentes lácteos en los conductos galactóforos. A los 40 días, con la producción regulada la probabilidad de sufrir una mastitis es menor.

Por eso en algunas culturas antiguas la madre pasaba la cuarentena en la cama, en contacto permanente con su bebé. Si no eres madre lactante las hormonas del ciclo menstrual irán volviendo a sus niveles y es probable que sobre el final de la cuarentena tengas la primera regla. Durante un tiempo las menstruaciones pueden ser irregulares, es normal, hasta que el cuerpo vuelve a ponerse en marcha.

Si eres madre lactante los niveles hormonales se estabilizarán para facilitar la lactancia. Los niveles de prolactina y oxitocina se mantendrán altos, inhibiendo los estrógenos, por lo que es probable que tu ciclo menstrual quede interrumpido durante un tiempo que depende de tu naturaleza y de otras circunstancias. Si das lactancia a demanda, incluyes tomas nocturnas y tu hijo no usa chupete, el funcionamiento del ovario se suspende durante unos meses, por lo que es muy dificil, aunque no imposible, que vuelvas a quedarte embarazada. Recuerda que aunque la lactancia funciona como método anticonceptivo no es del todo fiable. Si eres madre lactante puedes usar la minipíldora que sólo continene progesterona o cualquier método de barrera para tus relaciones sexuales…

Porque la cosa de los niveles de prolactina altos tiene además tiene otras implicaciones…pero eso es otra historia y merece ser contada en otra ocasión 😉

Foto | blmurch

0
7

7 Comentarios

  1. Ileana 26 julio 2010

    ¿Puedes creer que yo creo que mi puerperio está finalizando ahora, con los 3 años? jejeje…

    Ahora es que empiezo a sentir ganas de volver a recuperar “algo” de mi vida anterior, de escaparme una noche a solas con mi marido, ahora es que me cansa o me agobia a veces la lactancia, que siento que la niña es un poco más independiente…

    Claro, para que el puerperio dure eso creo que juega un papel muy importante la lactancia.

    La lactancia mantiene esa “simbiosis”, mantiene la conexión “química” a través de la prolactina, mantiene la necesidad de la niña de dormir siempre con su tetita, mantiene el vínculo irrepetible…

    Cuando hay biberones quizás sea más fácil que desde los 4 meses o antes las madres ya hayan perdido toda la dosis extra de oxitocina y prolactina y ya tengan ganas de retomar su vida sexual activamente, que estén locas de volver al trabajo y a la vida pública, o de irse de juerga nocturna y dejar al niño (que se “lleva bien con todo el mundo” y se duerme solo o con cualquiera), etc…

    La relación vínculo-apego-lactancia-puerperio es evidente. No digo que no puedan darse unos sin otros, o que haya tantos matices como madres hay, pero el vínculo ese que hace a la madre INSUSTITUIBLE tiene mucho que ver con la lactancia, evidentemente.

    Un abrazote!!!

  2. Author
    Irene Garcia 26 julio 2010

    🙂
    Me encanta que me entiendan 🙂

  3. Marta Casañas 27 julio 2010

    Mira tu, y la gente se rie de mi cuando digo que (con 18 meses que tiene mi hijo) sigo en el postparto, para que vean. Es cierto, seguimos mamando, colechando, pegados el uno al otro casi las 24 h del día y hormonalmente…. tema aparte.
    ¿Podeis explicarme lo de la minipildora de progesterona? Un beste.

  4. Author
    Irene Garcia 27 julio 2010

    Pues se llama directamente minipíldora. Y la diferencia con las normales es que no es combinada, o sea, no tiene estrógenos. El principal problema de los estrógenos es que puede inhibir la producción de leche, además de no ser muy buenos para el bebé. La minipíldora como solo tiene progesterona es totalmente compatible con la lactancia. La pega es que te puede des-regular totalmente el ciclo, o sea, no tienes sangrados por deprivación, o los tienes muy irregulares. Y tienes que tomarla todos los días a la misma hora, hay que ser muy constante, más que con la otra. Creo que es de Shering-Plough. Pregunta al médico, es conocida, vaya, que no es nada estrambótico de las locas del parto, jeje. Está muy indicada además para mujeres más mayores o fumadoras, porque tiene menos riesgo de producir problemas circulatorios y parece que menos efectos secundarios del tipo náuseas, vómitos, dolor de cabeza…

  5. Ileana 27 julio 2010

    Tú sabes que tú y yo nos entendemos perfectamente 🙂
    Y por cierto, este post y el comentario que te hice me sirvieron de inspiración para el último mìo, así que muchas gracias 😉
    Besos!!!

  6. Author
    Irene Garcia 27 julio 2010

    Ya lo he visto y pienso usarlo como inspiración. Muajaja.

    😉

    Besotes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*