Para vivir un buen postparto: busca ayuda

postparto

 

El principal problema de las madres recientes es, sin lugar a dudas, la soledad. La maternidad en la actualidad se vive muchísimo en solitario, como mucho con la compañía de nuestra pareja que en la mayor parte de los casos está más perdida incluso que nosotras. Las mamás nuevas nos enfrentamos a la llegada  a casa con el bebé solas y en muchas ocasiones sin siquiera haber visto nunca antes a un recién nacido más que en las revistas. “¿Y ahora qué?” parece que nos pregunta el nuevo ser humano que, aunque no lo parezca, lo tiene todo mucho más claro que nosotras, que sólo tendríamos que dejar que tome el mando.

Buscar ayuda para el postparto antes del parto es, desde nuestro punto de vista, una de las mejores decisiones que puede tomar una pareja de futuros padres. Bien sea la ayuda de la familia – madres, suegras, hermanas -, de amigas de confianza o de profesionales, estar rodeada de otras madres cuando se llega a casa (no es necesario que se instalen en la tuya, pero sí que estén presentes y disponibles) es seguramente una de las mejores medicinas contra la depresión postparto. En estos momentos, en los que recordamos que la homeopatía también puede ser una buena ayuda, contar con la presencia de otras mujeres con experiencia te facilitará el tránsito de embarazada a madre, un viaje que a veces no es tan sencillo como nos gustaría.

Partos difíciles, lactancias que se complican, miedos, inseguridades y por supuesto la mayor carga de trabajo que supone atender a un recién nacido se solventan en muchas ocasiones con el simple consejo de alguien que ya haya pasado por ello. Tener a mano una lista de teléfonos de personas de confianza a las que pedir ayuda, consultar cualquier duda o sencillamente acudir en busca de consuelo en los días más cansados es el mejor antídoto contra la soledad de las madres nuevas. Y si necesitas recurrir a un porfesional de la salud no dudes tampoco en hacerlo o también puesde consultar a un médico homeópata sobre cómo tratar los posibles trastornos de salud relacionados con este periodo tan importante de tu vida.

En estos tiempos modernos criar en tribu, como criaban nuestras antepasadas, es casi un imposible, pero, si no puedes disponer de una tribu permanente casi seguro que sí puedes ir formando una “discontínua”. Si vas a ser mamá no lo dudes, mucho más que preocuparte por la marca del carrito o por donde comprar los biberones o los baberos, ve preparando tu tribu, aunque sea virtual, puede sacarte de más de un apuro. No hay nada mejor que la compañía.

Foto | greendoula

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*