Todo sobre la epidural

Doctors prepare to make anesthesia

Los partos han existido desde que existe el ser humano, nuestros ancestros, incluidas madres y abuelas, han parido sin epidural, por desgracia, ellas no podían elegir. Hoy en día, hay mujeres que siguen decidiendo que quieren parir sin epidural, por supuesto, una opción totalmente valida, pero afortunadamente todas las mujeres tenemos la opción de elegir tener un parto con epidural y sin dolor.

El tipo de parto que desea una mujer es muy personal, cada una tiene sus motivos por los que toma esa decisión, y los profesionales sanitarios estamos para aconsejaros, resolver todas las dudas y apoyaros en vuestra decisión final.

En el post de hoy vamos a hablar de la analgesia epidural.

Actualmente, es considerada como el método más apropiado para controlar el dolor durante el parto. Como bien dice la definición y su propio nombre indica es una analgesia y no una anestesia, es decir, disminuye el dolor del parto pero no lo anula del todo, se pierde sensibilidad de cintura para abajo pero, lo ideal, es que la parturienta note las contracciones, sin que le duelan en exceso, para que sepa identificarlas y tenga más sensación de pujo en el momento del expulsivo.

La mujer está totalmente despierta, de esta forma podrá colaborar de una forma activa en su parto y ayudara a nacer a su hijo.

El equipo sanitario, matrona, ginecólogo y/o anestesista te aconsejarán cuándo es el mejor momento para poder ponértela. El encargado de realizar la técnica es el anestesiólogo así como su posterior control durante el tiempo que dure el parto. Si tu parto acaba en cesárea y tienes puesto el catéter epidural, el anestesista simplemente pondrá una dosis mayor de anestésico por ese mismo catéter para realizar dicha cesárea.

La técnica

Para poner este tipo de anestesia es necesario que la paciente se siente con la espalda recta, la barbilla pegada al pecho y los hombros muy caídos. Primero te pondrán anestésico local en la zona de la espalda donde van a pinchar. Una vez que ha hecho efecto este anestésico, el anestesiólogo, ayudado por una aguja, localiza el espacio epidural, que se encuentra en la columna vertebral, una vez en el espacio, introduce un catéter de pequeño calibre para administrar medicamentos durante todo el proceso con el fin de anular o aliviar de forma importante el dolor.

Para que la técnica sea perfecta y no haya ningún problema es fundamental la colaboración de la mujer, que no se debe mover.

Consecuencias

La epidural produce una pérdida de sensaciones en la zona del cuerpo donde se suministra, por lo que dicha zona la notarás como dormida, acorchada, con hormigueo. A veces se puede notar dificultad para mover una pierna, esto se pasa una vez que se deja de introducir anestésico por el catéter.

¿Cuánto tiempo dura el efecto?

Como hemos comentado anteriormente se pone un catéter por el cual esta pasando continuamente anestésico así que, la epidural durara todo lo que dure tu parto. Mientras esté pasando medicación no tendrás dolor.

¿Qué tengo que hacer para ponérmela?

Cuando ingreses en el hospital, una de las cosas que te preguntará tu matrona será el tipo de parto que te gustaría tener y si vas a querer analgesia epidural. Si contestas que sí, te pasará un consentimiento informado que te explica en qué consiste la técnica y las posibles complicaciones que puede haber. No obstante el anestesiólogo hablará contigo y responderá a todas tus dudas antes de realizar la técnica.

Si quieres leer un ejemplo de consentimiento informado, puedes leer: Consentimiento informado de analgesia epidural.

Y si quieres saber más de homeopatía y parto puedes leer nuestro post: Cómo estimular el comienzo del parto.

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*