Todas las dudas sobre el parto instrumental

Todas las dudas sobre el parto instrumental

Un parto instrumental es aquel parto que en el momento del expulsivo requiere de la utilización de un instrumento. La utilización de un instrumento en el expulsivo no depende de si el inicio del parto es inducido o de comienzo espontáneo.

¿Qué tipos de instrumentos se pueden utilizar en el parto?

Existen varios tipos. Puede ser un fórceps, unas espátulas o una ventosa.

¿Cuándo es necesario ayudar en el parto con un instrumento?

Las indicaciones de estos instrumentos pueden ser varias. Te numeramos las más comunes.

  • · Periodos de expulsivos muy prolongados. Según las últimas recomendaciones en la Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad y Consumo, el tiempo de expulsivo puede ir de 2 a 4 horas en función de si es el primer hijo o la mujer ya ha tenido un parto, y también en función de si la mujer está utilizando analgesia epidural o no. En ocasiones este tiempo de expulsivo recomendado se supera y es necesario ayudar con un instrumento para finalizar el parto.
  • · También se usan para acortar el expulsivo en casos de patología materna como las cardiopatías, la miopía magna, la patología de pulmón o el desprendimiento de retina.
  • · En los casos de sufrimiento fetal.
  • · Agotamiento materno.
  • · Distocia de rotación. La distocia de rotación significa que la cabeza del bebé se coloca mal en el canal del parto. Los diámetros de la cabeza fetal deben acoplarse a los diámetros de la pelvis materna. La forma más fácil para el parto es con el bebé mirando hacia abajo pero en ocasiones el bebé coloca la cabeza mirando hacia arriba o hacia un lado y es necesario un instrumento para ayudar a colocar la cabeza.

¿Cómo funcionan los instrumentos?

Cada instrumento actúa de una manera.

Fórceps: Son dos ramas articuladas que se introducen en la vagina y se aplican lateralmente en la cabeza del feto. Estas ramas ayudan a rotar y a que el bebé descienda.

Espátulas: La función de las espátulas es ampliar el canal del parto. Son como dos cucharas que se introducen en la vagina y separan las paredes laterales de la misma para que la cabeza del feto tenga más espacio.

Ventosa: Es una pieza de metal, silicona o plástico, en forma de copa que se introduce en la vagina y se coloca sobre la cabeza fetal. Se conecta con una bomba que hace vacío y se tracciona suavemente en cada contracción para ayudar a que el bebé descienda

¿Pueden dañarme a mí o a mi hijo?

Sea cual sea el instrumento empleado, es recomendable aplicarlo con la anestesia epidural, lo que implica que no vas a notar ningún dolor, sólo presión a nivel de la vagina. Son más frecuentes los desgarros o la episiotomía, que en los partos vaginales espontáneos.

Para el bebé las escasas lesiones que pueden aparecer son mínimas alteraciones en la piel.

Por último recordarte, que puedes recurrir a la homeopatía para ayudarte a la evolución del parto.

1 Comentario

  1. El blog de tu bebe 22 mayo 2015

    Muy interesante el artículo. Posiblemente escriba yo también un artículo en mi blog enlazando al tuyo como fuente. Un saludo y buen fin de semana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*