Partos respetados en Extremadura

jaiden 5min after birth

Es una suerte o un alivio que de vez en cuando nos encontremos con buenas noticias como ésta. Las extremeñas están de suerte (y el resto podemos seguir rechinando los dientes y muriéndonos de envidia) gracias a la Consejería de Salud. Y es que por fin, ocho años después de que se publicara la Estrategia Nacional para la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad y casi 30 después de la Declaración de Fortaleza de la OMS, los gestores de la sanidad pública han decidido empezar a realizar partos respetados en Extremadura.

Si sueno un poco irónica es porque no me queda más remedio, aunque, sí, me alegro de verdad. Nada de rasurados, enemas, uso controlado de la oxitocina y flexibilidad en los tiempos estipulados para parir, así como mayor autonomía de la matrona y mayor libertad de la mujer a la hora de tomar decisiones son algunos de los aspectos que recoge un documento que es el primer paso para iniciar el cambio en esta región española. Sería bonito sino fuera porque lo chocante que es que se necesite un documento del tipo que sea para dotar a la mujer parturienta de “libertad para tomar decisiones”. Pero en fin, es una buena noticia.

El objetivo secundario que pretende conseguirse con estas medidas no es otra cosa que reducir el número de cesáreas, que ronda el 28% en esta Comunidad Autónoma, superando la media nacional del 24% y por supuesto la tasa de cesáreas recomendada por la Organización Mundial de la Salud que, recordemos, está situada entre el 10 y el 15% (dependiendo del tipo de partos que se atiendan). Afortunadamente empieza a haber gente pensante que es capaz de reconocer la relación entre los partos respetados y el índice de cesáreas. Recordemos que la cesárea es una intervención de cirugía mayor abdominal y que lleva asociado un mayor riesgo de morbi-mortalidad tanto para la madre como para el bebé que el parto vaginal, tanto mayor cuanto menos intervenido (o más respetado) es el parto.

La Consejería de Salud y el Servicio Extremeño de Salud ponen así en marcha una estrategia que se trasladará a los profesionales de los ocho hospitales públicos de la región celebrando talleres específicos y (y esto es importante y hay que apuntárselo) creando programas de seguimiento.

Las cosas avanzan, despacio, pero avanzan.

Felicidades a las extremeñas.

Foto | Gregoryallen

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*