La episiotomía

danielle-lilli
La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que sirve para agrandar la apertura de la vagina y que se realiza mediante una incisión en el perineo, la piel y los músculos que se encuentran entre la vagina y el ano. Las “episios” son de dos tipos: mediolateral – la que se realiza en el perineo desde la vagina hacia el muslo – y la medial – que se realiza en sentido longitudinal hacia el ano.

Las episiotomías se suelen realizar en el momento del expulsivo, cuando la cabeza del bebé empieza a asomar. Su práctica en España está muy extendida, llegando al 90% en los partos vaginales en primerizas y hasta el 50% en multíparas.

Durante décadas las episiotomías se han venido realizando de modo rutinario (se realizan de modo rutinario aún en muchos hospitales), con el fin de acortar la segunda fase del parto para evitar sufrimiento fetal y también con el fin de prevenir desgarros graves que puedan comprometer el esfínter anal o la uretra. Sin embargo la OMS recomienda disminuir el uso de este tipo de procedimientos, ya que según los estudios científicos la realidad es que muy pocas de estas episiotomías cumplen la función por la cual se realizan, sino más bien todo lo contrario.

En el número del BMJ correspondiente al 20 de abril, se publica un estudio sobre la práctica de la episiotomía en mujeres primíparas en 16 países de América Latina. Según expresan los autores, la evidencia científica actual muestra que la episiotomía de rutina no esta justificada: no tiene beneficios para la madre o para el niño, aumenta la necesidad de suturas perinatales y el riesgo de complicaciones del proceso de cicatrización a los siete días postparto, produce dolor y malestar innecesario, y potencialmente posee efectos perjudiciales a largo plazo.

Los autores estudiaron más de 400 000 partos atendidos entre 1995 y 1998 en 122 hospitales y encontraron que a 9 de cada 10 mujeres primíparas se les practicaba una episiotomía. Esta proporción, aplicada a los 2,35 millones de primíparas que dan a luz cada año en América Latina, supone que se practicara la Episiotomía a 2,17 millones de mujeres. Según los autores, teniendo en cuenta las evidencias científicas actualmente disponibles, es claramente inadmisible y requiere una actuación especifica para modificar la práctica.

La OMS recomienda reducir esta práctica a lo imprescindible: no más de un 10-15% de los partos necesitarán episiotomías.

Otros estudios demuestran que realizar episiotomías selectivas en lugar de rutinarias mejora el índice de perinés intactos sin afectar al bienestar del bebé. La episiotomía rutinaria no tiene ningún beneficio para la madre, puede ser causa de infecciones y aumenta el dolor y dificulta la recuperación postparto, además de que puede afectar a la vida sexual de la mujer.

Puedes encontrar más información en Epsiotomía.info
Foto | Robert Whitehead

1 Comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*