Índice de Bishop

bishop

He decidido que ésta sea mi particular semana internacional del parto. Por lo menos hoy, mañana igual cambiamos de opinión. Así que voy a explicar qué es el índice de Bishop y porqué es importante que sepáis cual es el vuestro si os ofrecen una inducción.

En pocas palabras, que si no es un poco ladrillo y esto no pretende ser un tratado de ginecología (ni yo soy ginecóloga).

En primíparas los procesos de borramiento y dilatación del cuello del útero se hacen secuencialmente. El cuello del útero permanece largo y cerrado durante todo el embarazo. Su función es actuar de esfínter, o sea, mantener al bebé, la bolsa y el líquido amniótico dentro. La bipedestración y la fuerza de gravedad hacen de esta función una clave para la supervivencia de la especie. Durante el embarazo el cuello del útero permanece “mirando” hacia atrás, lo que se denomina “en posterior”.

En las últimas semanas del embarazo, las contracciones de Braxton-Hicks sirven para ir preparando el terreno. Justo hacia el final, en lo que se denomina “fase de pródromos” el cuello del útero empieza a ablandarse y a cambiar de posición. Se centra y se va acortando. Cuando está totalmente centrado y corto empieza a dilatarse. Esto es lo que se llama “borramiento”.

El parto en realidad comienza cuando el cuello del útero está totalmente borrado y ha alcanzado una dilatación de 3 cm. Antes de ese punto, no estás de parto. Repito, no estás de parto.

La fase de borramiento puede durar muchos días o muy pocas horas. Si tu ginecólogo pretende hacerte un tacto en la semana 37 y después te informa con cara rara de que “estás muy verde”, no te preocupes. Esa información no quiere decir absolutamente nada y puede actuar como efecto nocebo. Como los tactos son incómodos y no aportan nada, lo mejor es hacerle caso a tu madre “mantén las piernas cerradas”.

La puntuación del índice de Bishop varía de 0 a 13. Tras un tacto se otorga un punto a cada uno de los parámetros explicados: consistencia del cuello del útero, posición, longitud, posición de la cabeza del bebé…Un puntaje alto indica que el cuello es favorable y que una inducción puede ser exitosa. Un puntaje bajo indica que una inducción tiene todas las papeletas para acabar fracasando. No hay que olvidar que el 70% de las inducciones en primíparas fracasan, acabando en cesáreas o partos instrumentales.

Si te ofrecen una inducción exige que te informen de las posibilidades que tienes. Y tras eso, valora tus opciones. Nada hay obligatorio. El parto es tuyo, es tu bebé.

Foto | Madaise

0
4

4 Comentarios

  1. Laura 23 noviembre 2010

    Tengo una niña de 14 meses y me indujeron el parto en la semana 41 +1, después de ir 3 veces a monitores y estar muy “verde” como decís en el artículo. Nunca me pude de parto ya que no dilaté más de 2. No sabía que te podías negar, porque acabé en Cesárea. Por cierto no creeis que en mi caso ¿se precipitaron en inducirme el parto? que puedo hacer si me vuelve a ocurrir

  2. Author
    Irene Garcia 24 noviembre 2010

    Lo que debían haber hecho es:

    - explicarte cuales son los riesgos de una inducción en general y de la tuya en particular

    - explicarte qué opciones de inducción existen, no todo el mundo las hace igual y no en todas partes usan el mismo protocolo.

    - explicarte cual usan ellos y por qué y dejar que tú decidas si es eso lo que quieres

    - explicarte cuales son los riesgos de un embarazo prolongado, cual es su criterio para determinar que un embarazo es prolongado y qué otros criterios hay.

    Y por supuesto que te puedes negar, teóricamente. Según la Ley de Autonomía del Paciente puedes negarte a todo mientras no seas un problema de salud pública (por ejemplo que tengas una enfermedad infecciosa que requiera aislamiento para no producir una pandemia a nivel mundial y tú te niegues). Y sobre todo tienes derecho a una información veraz y en la SS a una segunda opinión.

    Para tu próxima vez esto es especialmente crítico, porque las inducciones tras cesárea tienen más riesgos que las inducciones “normales” y hay que hacerlas con más cuidado.

    Te recomiendo que entres en El Parto es Nuestro (www.elpartoesnuestro.es), te lo leas todo, te mires los planes de parto y te suscribas a los foros sobre todo al de apoyocesáreas, en el que muchas mujeres ayudan a otras a superar sus cesáreas innecesarias y a planificar partos vaginales después de cesárea.

    Y por supuesto puedes preguntarme o contarme lo que quieras. Para eso estamos.

    Muchos besos.

  3. Sara 24 noviembre 2010

    Hola
    Tengo una peque de 2 meses y medio. Me tuvieron que inducir el parto a la semana 41+5.
    Me informaron de los riesgos pero no de este índice del que nos hablas.
    Cada vez que iba a monitores me decían que estaba muy verde, así que después de 17 horas puedo darme por afortunada porque la niña nació sin necesidad de fórceps, ventosa ni cesárea.
    Gracias por este blog, personalmente aprendo mucho.

  4. Author
    Irene Garcia 25 noviembre 2010

    Hola, Sara. Gracias a tí por ponerle palabras a un hecho: en numerosas ocasiones, seguramente en la mayoría de ellas, que nuestros partos vayan bien es “cuestión de suerte”. Así de injusto.

    Disfruta mucho de tu peque. :)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>